¿Qué significa estar a la moda?

Cuando hablamos de moda la imagen perfecta y fría de las modelos  se suceden, dejando poco espacio para ver más allá que las simples formas.  A pesar de la máscara de artificialidad que supone hablar de las tendencias del vestuario, el mismo representa más bien un cuadro que escribe y habla de la sociedad misma.

Al igual que otros ámbitos de la cultura, como la música y el arte en general expresan los usos y los sentires de una época con sus valores, sus costumbres y sus prejuicios.

Sólo con observar la moda  preponderante en una sociedad  se tendrá una idea acabada de  la cultura de la cual es parte, su lugar en el mundo y el tiempo en el que fue confeccionado el vestuario.

La moda se vuelve así una radiografía que habla de nosotros mismos, y es en este espacio donde el rol que ha ocupado la mujer en la historia también se ve retratado de manera particular y certera.

Para dar un ejemplo concreto a finales del Siglo XIX no cabía la posibilidad en ninguna mente de  que las mujeres llegasen a liberarse del corsé, ni mucho menos de que un día se pusieran faldas tan cortas que muestren sus rodillas.

La causa de este hecho, es que en la antigüedad el único parámetro que mandaba en la moda tenía que ver con lo estético y la conservación de las reglas. De esta manera se dejaban afuera otras cuestiones que hoy son también fundamentales, como la comodidad y también porque no el bienestar físico.

El siglo XX trajo consigo cambios que se cristalizaron en todos los ámbitos de la cultura. Los mismos se expresaron a principios de siglo a partir de las vanguardias artísticas, el surrealismo, el expresionismo, dadaísmo etc. estas tendencias no podían quedar desapercibidos en el mundo de la moda.

En los últimos tiempos el avance de la tecnología ha impactado en nuestras sociedades irrumpiendo en los límites imaginables del mundo de la vestimenta.

De esta manera se preve que en un futuro muy próximo surgirán nuevas e innovadoras prendas cuyo sello particular estará dado  por la tendencia al confort, la comodidad y la llegada de avanzadas fibras textiles.

Es evidente entonces que el rol preponderante que la mujer ha ido adquiriendo en el mundo del trabajo, y vida social han impulsado a la moda a establecer nuevos parámetros más acordes al modo de vida y responsabilidades que ha adquirido la mujer en el mundo actual.

Claro está que no quedan jamás afuera los gustos y las preferencias de los usuarios de la moda, quienes hablan a partir de sus prendas, incluso aunque se eleven como los reyes de la anti moda.

Fotografía:  Viaje al corazón de Bolivia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...