¿Qué sanciones ha recibido Rusia por su invasión de Ucrania?

La decisión de Rusia de atacar Ucrania ha tenido un efecto contundente en forma de sanciones internacionales.

Rusia ha tomado decisiones muy drásticas y, como efecto directo de ellas, está encontrándose con duras sanciones internacionales. Esta es la forma en la que Europa y Occidente están luchando su particular guerra contra Rusia con la intención de frenar su progreso en Ucrania. Se sabe que llegar a las armas no es la solución que se esté buscando, por lo que las sanciones están acumulándose para presionar a Putin.

¿Cuáles son, de momento, las sanciones que se han impuesto? El presidente ruso sigue menospreciando las sanciones y argumentando que el tiro le acabará saliendo a Occidente por la culata, puesto que no tiene intención de frenar su campaña en Ucrania debido a las sanciones. No obstante, a diario se van sumando más y más y la vida en Rusia se está viendo afectada. Hagamos un repaso de cuáles son las sanciones que se han impuesto por el momento.

¿Qué sanciones se han impuesto ya a Rusia?

La lista comienza con medidas financieras que han impuesto a Rusia con la intención de presionarles económicamente. Por ejemplo, se han bloqueado los activos del banco central ruso. Por supuesto, nadie puede influir en la posesión del rublo ruso, pero lo que sí pueden hacer desde el extranjero es bloquear las posesiones que tiene el banco central ruso de dólares. Y no son precisamente unos pocos dólares, sino que se trata de un monto de 630 mil millones de dólares.

El Banco Central Ruso también ha sido introducido en la lista negra por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Europa, lo que significa que ni las empresas ni los particulares o profesionales, tendrán la oportunidad de hacer operaciones con esta entidad financiera. No solo este banco ha sido penalizado, sino que también otros bancos rusos han sido eliminados del sistema Swift que permite realizar transferencias internacionales de una manera eficiente. Las consecuencias de este tipo de penalización van a ser elevadas y van más allá de no poder hacer transacciones.

Por ejemplo, todo el dinero que Rusia obtiene por la venta de exportación de gas y aceite, no podrá llegar al país. Además, los bancos rusos se quedan sin acceso al sistema financiero británico, con el cual tienen una relación directa y constante. Las propiedades y fondos de los bancos rusos en el extranjero quedan bloqueados y todas las entidades financieras de Rusia se quedarán sin poder continuar obteniendo fondos, financiación y préstamos de Reino Unido. También se pone un control a los depósitos que pueden hacer los rusos en bancos británicos.

Esto es algo que no solo se va a reflejar entre los británicos, sino que toda Europa tiene intención de tomar decisiones similares. Por otra parte, no solo se está bloqueando la actividad de los bancos, sino también de las grandes fortunas rusas. Las entidades occidentales han comenzado a imponer restricciones a los hombres de negocios rusos, a los millonarios y a las mujeres y familias que tienen relación con el gobierno. Los fondos que tienen algunos de estos millonarios, así como los del presidente y algunos altos cargos del gobierno, también han sido congelados. Cada vez se está buscando a más rusos de importancia y poder para bloquearles las cuentas y que no puedan evitar ir en contra del conflicto que Putin ha iniciado.

También se han impuesto bloqueos para que algunos de estos altos cargos, incluido Putin, puedan viajar internacionalmente. Y se ha bloqueado el espacio aéreo con la intención de evitar que se pueda seguir haciendo un desplazamiento normal entre países desde Rusia. Los yates que los rusos tienen fuera de su país, están siendo bloqueados.

Los gobiernos han bloqueado la distribución de productos al mercado ruso con la intención de aislarles todo lo posible. Se ha detenido la emisión de golden visas a los millonarios rusos que conseguían, de esta forma, residir en Reino Unido de una manera tranquila. También se está bloqueando el envío de productos que puedan tener algún tipo de utilidad militar, así como bloqueando la comercialización de material y materias primas a Rusia. El objetivo es aislarles de forma que no puedan continuar adelante sin la ayuda de sus, hasta ahora, socios occidentales.

Asimismo, son muchas las tiendas y negocios que han tomado la decisión de detener sus ventas en Rusia con la intención de apoyar a Ucrania en todo lo que está ocurriendo. Es el caso de Zara y otras tiendas de ropa, que no quieren seguir apoyando al mercado ruso si la situación no vuelve a la normalidad. Estas sanciones aumentarán en los próximos días, ya que Occidente cree que deben seguir presionando a Rusia. Uno de los objetivos es conseguir que, de una vez por todas, el pueblo ruso se levante contra su líder y les deje claro que no están interesados en la guerra. Pero aun no se sabe qué pasará ni cuándo se podría producir un cambio. De momento, todo apunta a que habrá más sanciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...