¿Qué es lo que no sabes de la película Señora Doubtfire?

Casi 30 años después de su estreno se descubre que hay mucho material de Señora Doubtfire que nunca se ha llegado a ver.

Sorprende que, 28 años después de su estreno, una película como Señora Doubtfire (papá de por vida), continúe desvelando cosas de la misma que desconocíamos. Es, por decirlo de alguna manera, fascinante. Lo hemos descubierto gracias a una reciente entrevista en la cual su director, el cineasta Chris Colombus, ha hablado sobre ello.

Colombus, uno de los mayores genios del cine familiar, director de películas como Solo en casa, las dos primeras entregas de Harry Potter, Percy Jackson y el ladrón del rayo o Pixels, tuvo una gran relación con su protagonista, el cómico Robin Williams. Con él también trabajó en El hombre bicentenario y da la sensación de que se llevaban muy bien, sobre todo por lo que el director ha contado sobre lo ocurrido durante el rodaje de Señora Doubtfire.

Lo que ha mencionado Colombus es que se trató de un rodaje cuanto menos curioso, ya que él y Robin Williams acordaron que el actor tendría que grabar hasta tres tomas de las distintas escenas de la película. Pero a cambio, después de esas tres tomas, el director continuaría grabando todas las versiones adicionales que Robin realizase de las mismas escenas. El motivo de ello se encontraba en que Robin quería improvisar y dejar que todo su talento cómico saliera a relucir, consiguiendo algunas escenas con diálogos totalmente inesperados que causaron la carcajada.

Por supuesto, Colombus menciona que no todas las escenas que Robin grabó eran adecuadas para una película dirigida a todos los públicos. Como buen cómico y especialista en improvisación, muchas de las tomas que grabó se salían del plano de la película y podían llegar a desviarse hacia todo tipo de conversaciones, monólogos y bromas. El director lo recuerda como un rodaje de lo más divertido porque el protagonista estaba totalmente desatado y era capaz de improvisar algunas de las mejores bromas que ha escuchado. Comenta que, de una escena particular, llegó a grabar hasta 22 versiones distintas.

Todas esas tomas no utilizadas finalmente en la película continúan existiendo en los archivos y Colombus dice que no le importaría utilizarlas en un documental sobre el film o incluso en una versión alternativa que permitiera ofrecer un montaje nuevo. Sobre esto, comenta que podría decirse que existen hasta tres versiones de la película, entre ellas la que conocemos y otra que sería imposible que tuviera una calificación menor de para mayores de edad. La duda está en saber si la llegaremos a ver algún día, aunque teniendo en cuenta el tiempo en el que vivimos, ¿quién sabe? Lo vemos muy viable.

Señora Doubtfire, papá de por vida fue una de las muchas comedias y películas familiares que rodó Robin Williams a lo largo de su variada y exitosa carrera. El cómico se suicidó en 2014 como consecuencia de una grave enfermedad que sufría y que le había dejado en una posición muy complicada a lo largo de los últimos años. Fue una noticia triste que impactó a la comunidad del cine, ya que Robin siempre había sido uno de esos actores en los que confiar para conseguir unas buenas carcajadas. Nosotros aún recordamos el día en el que eso ocurrió y la tristeza que nos invadió por haber sido uno de los actores que nos acompañó en nuestra juventud, sobre todo con películas como Señora Doubtfire, Jumanji o Flubber.

A lo largo de su carrera participó en grandes films y también tuvo ocasión para salirse de la comedia y probar otro tipo de papeles. Recordamos con cariño películas como la saga Noche en el Museo, ¡Vaya vacaciones!, Más allá de los sueños, El indomable Will Hunting, Hook, Despertares, Good Morning, Vietnam o El club de los poetas muertos. Se puede decir que llegó a tener una carrera espectacular y que, aunque siempre mantuvo la comedia en primer plano, llegó a tener oportunidad de demostrar que era algo más que un cómico capacitado para la improvisación hasta en las situaciones más incómodas.

Su último trabajo fue poniendo voz a un personaje de Absolutamente todo, y antes de eso había rodado la última entrega de Noche en el Museo. Para la historia también dejó los divertidos anuncios de televisión para videojuegos como The Legend of Zelda, saga de la que era un fan reconocido, tanto que llegó a llamar a su hija Zelda, en honor de la princesa. Su afición por los videojuegos también llevó a que Blizzard creara un personaje NPC en su honor en World of Warcraft, juego al que solía jugar.

Y nadie olvida las aportaciones que hizo a la animación poniendo voz a personajes, como al Genio en la cinta original de Aladdín de Disney. Hoy día, el Genio es el Genio gracias a él, a su capacidad para improvisar y a su rapidez en el juego de palabras. Por ello, si algún día llegamos a ver esa versión distinta de la Señora Doubtfire, no se puede decir que no estaremos muy contentos por ello.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...