¿Qué épocas representa la saga La calle del terror?

La calle del terror es una nueva trilogía cinematográfica que ha llegado a Netflix y que se basa en libros del autor R. L. Stine.

La calle del terror es la nueva trilogía cinematográfica que ha comenzado en Netflix y que apunta alto. Se quiere convertir en la actualización del género slasher, el cual popularizó Scream en el pasado y que se ha mantenido como uno de los estilos más solicitados por los amantes del terror. Para conseguir este impacto, la producción de Netflix tiene una ventaja notable: estar basada en libros escritos por el famoso R. L. Stine, uno de los escritores del género más reconocidos.

En especial, R. L. Stine es famoso por su saga de libros Pesadillas, la cual está dirigida al público joven. Pero con La calle del terror también demostró, décadas atrás, ser capaz de dar forma a historias que gustarían a un público más adulto (sobre todo con un target fijado en los adolescentes).

Ahora que la primera película de la trilogía ha llegado a Netflix, podemos hacer un repaso de algo muy importante: las épocas en las que se desarrolla cada uno de los films. Porque, uno de los aspectos más interesantes de la saga, consiste en que nos lleva a través de distintos momentos de la historia dentro de un mismo lugar, uno en el cual existe un mal terrible esperando a cobrarse vidas.

Primera parte: 1994

Esta es la primera película que se ha estrenado y la cual se sitúa en plena década de los años 90. No se nos hubiera ocurrido una mejor ambientación que elegir a la vista de la estética que ofrece este momento de la historia. Para quienes fuimos niños de los 80, una ambientación en los 90 nos proporciona sensaciones muy especiales, motivo por el cual posiblemente la película haya tenido muy buena aceptación entre los espectadores de 34-44 años.

Todo comienza en un centro comercial, uno de esos que en los 90 eran fundamentales en la cultura de cualquier país, aunque quizá en España estuviéramos más habituados a las galerías de tiendas que eran un poco más pequeñas (los grandes centros comerciales irían llegando posteriormente). Conocemos a Heather Watkins, a la cual asesina su amigo Ryan cuando terminan su turno en el centro comercial. No se sabe por qué lo hizo, ya que su relación era buena. Pero antes de que Ryan matase a su amiga, escuchó una voz susurrando su hombre. Al final, el sheriff dispara a Ryan y acaba con él, quedando su cadáver al lado del de la amiga a la que ha asesinado.

El lugar donde todo esto ha ocurrido es Shadyside, en Ohio, donde cuenta la leyenda que una bruja fue ejecutada en el año 1666. Eso llevó a que condenara la ciudad y que, debido a ello, en la actualidad sea considerada como la capital de los asesinatos. ¿El motivo? De forma habitual, cada ciertos años, se producen incidentes en los que mueren multitud de personas.

La historia de los años 90 acaba introduciendo en la oleada de crímenes a Deena Johnson, su novia, su hermano pequeño y varios compañeros de clase. Juntos tienen que enfrentarse con la maldición de la bruja e intentar sobrevivir para contarlo o entender qué está ocurriendo. El final de la película no os lo contaremos, pero está claro que deja muchas dudas y puertas abiertas. No obstante, el segundo volumen de la trilogía nos llevará a un punto de la historia distinto: 1978.

Segunda parte: 1978

La historia transporta a los espectadores a 1978, el momento en el que sabemos que hubo una chica que logró sobrevivir, supuestamente, a la maldición de la bruja. La acción se sitúa en el campamento Nightwing (qué mejor lugar para una ambientación de los 70, a la vista de la fama que tuvieron los campamentos y las películas desarrolladas en ellos). Allí los monitores y los campistas están disfrutando del verano hasta que un asesino comienza a acabar con sus vidas.

Por supuesto, la maldición de la bruja parece ser lo que ha generado la tragedia. En esta película veremos al asesino del hacha como monstruo principal, pero también sabemos que aparecerán los personajes del tiempo de 1994. Es posible que la historia funcione a modo de flashback y tiempo presente a partes iguales o en una mayor proporción de flashback con vistazos del presente. No obstante, hay que entender que ya sabemos cómo terminó el episodio de 1978, con la supervivencia de una de sus protagonistas, por lo que imaginamos que la película tendrá “algo más”.

Tercera parte: 1966

La última película se situará en el año en el que comenzó todo: cuando la bruja fue ejecutada. Será la manera de conseguir evitar que ese muro de piedra que ha ido creando la bruja, grabando en él los nombres de sus víctimas, continúe creciendo. Sí que está confirmado que la película hará un recorrido por las tres épocas, permitiendo ver cómo los protagonistas de 1978 y 1994 trabajan para intentar acabar con la maldición de la bruja. Se espera que el argumento esté bien entrelazado, pero que no se encuentre falto de sustos y momentos de tensión.

Es posible que a algunos espectadores no les gusten los cambios introducidos entre libros y películas, pero por ahora la crítica está siendo favorable con La calle del terror. Nosotros podemos decir que, en comparación a las producciones que suele hacer Netflix, esta trilogía no está nada mal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...