Ocho barcos de la Edad de Bronce se conservan y restauran a la vista del público

Los ocho barcos de registro de la Edad de Bronce encontrados en el Cambridgeshire, un pantano de una granja de Whittlesey (Inglaterra), han sido trasladados al museo de Flag Fen para su conservación.

barco edad bronce

Esa granja de Gran Bretaña es el lugar donde más hallazgos de la edad de bronce se han encontrado. Miles de artefactos (como joyas y textiles) de alrededor de 3.500 años de antigüedad fueron descubiertos en 2011. Los más grandes hallazgos fueron los ocho barcos mencionados y unas canoas talladas en troncos de roble. Es raro que estos barcos de la Edad de Bronce hayan sobrevivido al paso de los siglos, pero el ambiente acogedor del limo y la turba lo ha hecho posible. Casi todos están intactos, incluyendo elementos decorativos y asas de sujeción.

Estas canoas proporcionan una visión única de un pueblo de pescadores de la Edad del Bronce que vivieron cerca del río Nene, cuando el nivel del agua comenzó a subir. Cuando el área comenzó a inundarse, hace unos 4.000 años, la gente abandonó las llanuras, pero regresaron pero 500 años más tarde para vivir en los nuevos humedales. Construyeron una calzada y las canoas de sus antepasados, que habían quedado sumergidas, volvieron a salir a la superficie.

Gracias a la misma tecnología que se utiliza para conservar el buque de guerra Tudor Mary Rose, los barcos de esta era permanecerán en conjunto. En el pasado, los conservadores tuvieron que trocear este tipo de canoas para que se secasen uniformemente. Para asegurar la supervivencia de las canoas, se ha construido una instalación de almacenamiento en frío para resguardarlas y serán tratados durante dos años con polietilenglicol (PEG). El PEG reemplazará gradualmente el agua infiltrada en la madera por una sustancia cerosa, desecando los barcos, y a la vez se evitará la aparición de grietas, la deformación y contracción.

Los visitantes de Flag Fen podrán ver los a los conservadores trabajando en este proceso, con el objetivo de finalmente los barcos puedan ser expuestos públicamente en vitrinas.

El diseñador de esta nueva estrategia de conservación de barcos es Ian Panter, que aseguró que: «Es la primera vez que hemos tenido este número de barcos de registro en un lugar. Estamos llevando a cabo esta estrategia de conservación para poder exponer estas  maravillas al público y además, desarrollar tecnología para próximo hallazgos. Nos basamos en mantener los barcos húmedos en frío para que se reduzca la descomposición de la madera”.

Los expertos analizarán en detalle las canoas para determinar el momento exacto en que se fabricaron y por qué fueron abandonadas en el río. Están en tan buen estado, que es posible que se hundieran con fines rituales o ceremoniales. Por otro lado, es posible que hayan sido arrastradas por la fuerza de la corriente del río.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...