Novedades en la producción de energías limpias

La ecología va poco a poco abriéndose paso. hay personas que consagran su talento a descubrir nuevas formas de obtener energía. Este es el caso del australiano Ian Edmonds, cuyos curiosas propuestas pueden parecer descabelladas, pero, quizá una vez perfeccionadas, puedan ser muy útiles para el cuidado del planeta.

La carrera en busca de nuevas energías no deja de sorprendernos. Concretamente, hay personas cuya imaginación a la hora de descubrir nuevas posibilidades es imparable. Uno de ellos es el australiano Ian Edmonds, el cual cuenta con más de treinta patentes para aprovechar las energías renovables con nuevos métodos, algunos de ellos curiosísimos.

Así, por ejemplo, apoyándose en la tecnología ya existente de la ‘torre solar’, ha propuesto el uso de globos aerostáticos para ganar altura. Precisamente, el gran handicap de estas torres es que, para ser rentables y productivas, deberían medir unos 500 metros de alto, lo cual las hace poco competitivas.

Globos aerostáticos

Globos aerostáticos

Pues bien, Edmonds ha propuesto sustituir las torres por globos aerostáticos solares. Estos artefactos son iguales que los globos actuales excepto porque se elevan gracias a la radiación solar. Podrían alcanzar una altura de tres mil metros y su forma de producir energía es la misma que la de las torres: un colector solar situado en una especie de invernadero, en la base, calienta el aire, que asciende a causa de la fuerza de convección, haciendo girar unas turbinas ubicadas en la parte alta de la torre que, al hacerlo, generan electricidad.

Así, los globos de Edmonds irían unidos por un cable al ‘invernadero’ o colector solar de tierra y tendrían el mismo funcionamiento, con lo que la altura lograda –como decíamos, tres mil metros- produciría mucha más electricidad.

Otra curiosa idea de este inventor se centra en evitar la sequía que padece el sur de su país. Para combatirla, propone trasladar el excedente de agua del norte en grandes bolsas de plástico reforzado, transportándolas por mar empujadas por las corrientes oceánicas de la costa este.

Pero no acaban aquí sus propuestas. Edmonds ha montado una empresa –llamada Solartran– que se centra en la creación de productos limpios para la construcción. Para ella, ha desarrollado un calentador de agua de energía solar y unos paneles –a los que ha llamado ‘panal canal’– para las ventanas que incrementan la luz en el interior, ahorrando así energía eléctrica.

Un 'panal canal'

Un 'panal canal'

Como decíamos al principio, no deja de sorprendernos el talento de algunas personas, como este ‘Da Vinci moderno’ -perdónesenos la exageración-, que se esmeran en buscar sustitutivos no contaminantes a las fuentes de energía actuales.

Creemos que ésta es la línea a seguir.Muchos de los inventos que surgen pueden parecer descabellados, pero, una vez perfilados y perfeccionados, quizá resulten útiles. Más descabellados les parecerían los primeros aviones a quiénes los vieron volar y ya vemos a donde ha llegado la aeronáutica, por poner un ejemplo.

Fotos: Globos: Mats Halldin en Wikimedia | ‘Panal canal’: tomada de la web oficial de Solartran

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...