Los antiguos británicos practicaban la necrofagia y utilizaban los cráneos como copas

Los antiguos británicos practicaban la necrofagia y utilizaban los cráneos como copas, según las últimas investigaciones y hallazgos, en huesos con 15.000 años de antigüedad.

Un reciente estudio publicado por investigadores del Museo de Historia Natural de Londres, ha descubierto que los antepasados británicos practicaban la necrofagia, es decir, se alimentaban de seres humanos ya fallecidos e incluso usaban sus restos, como el cráneo, para usarlo como recipiente para beber.

Todo esto lo sabemos gracias a unos huesos descubiertos hace unos 15.000 años de antigüedad en el sur de Inglaterra, precisamente en las cavernas de Cheddar Gorge, que mostraron cuerpos con signos de canibalismo y cráneos usados como tazas.

Los antiguos británicos bebían en cráneos

Al parecer se habían limpiado y limado los restos humanos con muchísimo cuidado, sobre todo para las herramientas del momento. Algunos expertos apuntan que el uso de los cráneos podía deberse a un ritual. “En general fue un proceso muy laborioso dadas las herramientas disponibles”, expresó la paleontóloga Silvia Bello, encargada de la investigación.

A pesar de todo, aún no sabemos con exactitud lo que ocurrió, incluso muchos apuntan que podrían haber sido cruentos asesinatos que culminaban con el consumo de los seres a los que asesinaban. Pero también está la hipótesis que una vez muertos, le daban esta forma a los cráneos a modo de homenaje. Como sea, esto difícilmente se conozca en alguna oportunidad.

Además, el uso de cráneos como recipientes para beber ha sido documentado por muchos historiadores y etnógrafos a lo largo de la historia. Desde Heródoto hasta los aborígenes australianos se han constatado estas prácticas, por lo que no sería de extrañar que esto se debiera también a rituales en Reino Unido.

Heródoto lo menciona en sus textos, cuando habla del pueblo Andrófago, uno de los pueblos de la Estepa póntica cercanos a los escitas que vimos con anterioridad, quienes eran conocidos y temidos en todo el territorio y por todas las civilizaciones, incluyendo a los mismos griegos, por su canibalismo y por, precisamente, beber en los cráneos de sus víctimas.

Un reparto preciso de estos restos encontrados, será exhibido en el Museo de historia Natural de Londres desde el 1 de marzo y durará tres meses, con lo que si te apetece conocerla de cerca, ya sabes a dónde debes ir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...