La limpieza del gallo de Cirencester revela su verdadera belleza

La estatuilla de bronce esmaltado de un gallo descubierta en la tumba de un niño durante una excavación de 2011 en un cementerio de la época romana en Cirencester, ha sido limpiada y conservada.

gallo romano

Incluso cubierta de suciedad se podía apreciar que era una hermosa pieza, con esmaltes con forma de diamantes verdes y azules incrustados en su pecho. Ahora que se ha liberado de los restos de mugre, los detalles decorativos y la calidad de su creación la convierten en una de las mejores piezas de ese tipo que se han descubierto jamás.

La estatuilla, de cinco pulgadas de alto, data de mediados del siglo II d.C. Cuenta con incrustaciones de esmalte en el pecho, las alas, la cresta, la cola y en cada ojo. Las incrustaciones de esmalte están formadas para que coincidan con cada zona, por lo que mientras que el esmalte en el pecho tiene forma de diamante, en las alas es alargado y curvado, simulando la forma de las plumas.

Hay sólo ocho gallos romanos de este tipo que se sabe que han sobrevivido. Cuatro de ellos fueron descubiertos en Gran Bretaña y son similares en sus estilos de construcción y el esmalte. Es posible que hayan sido ejemplos de una tendencia en lo que a figuras se refiere, o que hayan sido creados por el mismo artista o taller. La estatuilla de Cirencester es la única que se ha encontrado en una tumba de Gran Bretaña y la única cuya cola ha sobrevivido.

El resto de los gallos se encontraron en Alemania y los Países Bajos, pero también podrían haber venido de Gran Bretaña, ya que era un centro de buenos esmaltes. Un taller especial en Castleford, West Yorkshire, al norte de Inglaterra, era conocido por la alta calidad de su esmalte y bien puedo haber producido la pieza de Cirencester, que se encuentra al sur. Así que, si el gallo era de Castleford, habría sido una importación muy cara teniendo en cuenta el gasto en la producción.

El arqueólogo Neil Holbrook, de Arqueología Cotswold explicó que “es un artículo muy valioso que debió haber costado miles de libras actuales e incontables horas de fabricación, por lo que ponerlo en la tumba de este niño muestra que pertenecía a una familia muy rica”.

La estatuilla se expondrá al público por primera vez el 27 de marzo en Bingham Hall de King Street en Cirencester y se exhibirá durante la Conferencia Anual de Arqueología de Costwold, que este año trata de la infancia en la antigua Roma.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...