Grabados brillantes

Esta es la última semana de exhibición en el Museo Británico de los impresionantes grabados de Hercules Segers. Fue un artista gráfico holandés increíblemente innovador y pintor perteneciente a la época del Siglo de Oro del arte holandés.

Esta es la última semana de exhibición en el Museo Británico de los impresionantes grabados de Hercules Segers. Fue un artista gráfico holandés increíblemente innovador y pintor perteneciente a la época del Siglo de Oro del arte holandés. Experimentó con los medios de impresión de una forma tan radical que estaba siglos adelantado a su tiempo. Sus paisajes imaginarios de montañas escarpadas y valles desolados bien podrían haber sido pintados dos siglos más tarde.

Grabado de Segers

Las impresiones de Segers se ven todavía muy frescas, posiblemente debido a que han sido muy pocas veces exhibidas ya que su popularidad decayó después de su muerte en 1638. Sólo se conocen una docena de pinturas de Segers y Rembrandt poseía ocho de ellas ya que era un gran fan suyo.

Rembrandt también tenía alguna de estas impresiones de Segers, las cuales le sirvieron de inspiración para sus propios grabados. De hecho utilizó uno de los grabados de Segers para realizar uno nuevo, basándose en él y haciendo pequeñas modificaciones.

Sólo existen 183 copias conocidas de Segers, elaboradas a partir de 54 planchas originales. A diferencia de Rembrandt, Goya o Durero, Segers nunca hizo grandes tiradas de impresiones, cada una era diferente. Utilizó técnicas de grabado existentes de nuevas maneras y el resultado era sorprendente.

Se supone que utilizaba una solución de azúcar para dibujar la composición sobre una placa de cobre, ya fuera con un lápiz o con un cepillo, ya que algunas de las líneas son muy amplias. Después, la placa era cubierta con una delgada capa de tierra y resina y se bañaba en agua caliente, haciendo que los granos de azúcar se hincharan y dieran ese efecto de elevación. Esta técnica, que permitía al artista aplicar líneas definidas con un pincel, no se practicó de nuevo hasta el siglo XVIII.

La genialidad de Segers comenzó a adquirir reconocimiento en el siglo XIX, cuando el Museo Británico y el Rijksmuseum compraron sus obras y las mostraron a un público más amplio. Aun así, esta es la primera vez que exhiben la totalidad de sus obras juntas y hay muchas de ellas que nunca habían sido expuestas. Si estás en Londres, vete a dar una vuelta por el Museo Británico.

Fuente: Museo Británico

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...