Encuentran una estatua de la Antigua Grecia del tipo Koré

La policía griega rescató el pasado martes, día 27 de marzo, una estatua de mármol de una joven, conocida como koré, ocultada ilegalmente en un redil de cabras cerca de la ciudad de Fyli, en la falda del Monte Parnitha, al noroeste de Atenas.

La policía griega rescató el pasado martes, día 27 de marzo, una estatua de mármol de una joven, conocida como koré, ocultada ilegalmente en un redil de cabras cerca de la ciudad de Fyli, en la falda del Monte Parnitha, al noroeste de Atenas.

Estatua encontrada en Grecia

Los agentes de la autoridad detuvieron a un pastor de unos 40 años y a otro hombre, de 56 años, que trataban de vender la figura a un comprador por unos 500.000 euros, una suma que a primera vista parece muy alta, pero que en realidad no es más que una pequeña fracción de la cifra total en el mercado, puesto que los expertos arqueólogos estimaron que la pequeña doncella tiene un valor real comercial de unos 12 millones de dólares.

El koré (griego para «doncella»; su equivalente masculino es «kouros») estaba casi intacta y data del último período Arcaico de escultura griega, año 520 a.C. La escultura de cuatro pies de alto, 1,2 metros, carece de su brazo izquierdo y de su pedestal. A pesar de que aún se encuentra cubierta por tierra procedente de la excavación, se mantiene en buena condición.

Su pelo rizado y trenzado enmarca el semblante sereno de la sonrisa arcaica y viste un antiguo atuendo a la altura de los tobillos. Probablemente sostuvo un ofrecimiento como una granada en su mano izquierda.

Las Korai eran estatuas femeninas votivas y conmemorativas encontradas en templos religiosos y funerarios. Decenas de ejemplos han sido descubiertas por todas partes de Grecia, no obstante, sigue resultando muy extraño que a día de hoy todavía se tope con uno de estos ejemplares. A pesar de que el período transicional en el que el formalismo de los Arcaicos cedió el paso al realismo magnífico del arte Clásico griego, es considerada de suma importancia en la historia de arte.

De hecho, posee un gran parecido con la Koré del Peplo, una estatua de mármol que fecha del año 530 a.C, hallada en la Acrópolis en el año 1884 y que en la actualidad pertenece a la Galería Arcaica del nuevo Museo del Acrópolis. El Koré de Peplo mantiene rastros de su pintura original y es que los Griegos antiguos pintaban sus estatuas con una amplia serie de colores chillones. El descubrimiento del año 1880 del Koré de Peplo y otras esculturas, después de que los Persas saquearan Atenas en el año 480 a.C, hizo que la gente tomara conciencia del neoclasicismo como era histórica. El Koré de Peplo ha sido también una fuente valiosa de información a cerca de la pintura y escultura griega.

En Grecia existen aún restos arqueológicos de civilizaciones antiguas por todas partes por lo que los arqueólogos esperan que los sospechosos revelen donde enterraron este koré ya que podría haber un santuario o cementerio recóndito.

En el país heleno la venta clandestina de las piezas de arte continúa siendo un negocio muy fructífero pero ilegal puesto que la ley señala que las antigüedades son, sin ninguna clase de dudas, propiedad del estado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...