Encuentran la evidencia más temprana de los judíos ibéricos en Portugal

Arqueólogos de la Universidad Friedrich Schiller Jena en Alemania, han descubierto la evidencia más antigua sobre los judíos que vivieron en la Península Ibérica, se trata de una losa de 16 por 24 pulgadas de mármol en la que está inscrito el nombre “Yehiel” en hebreo.

Arqueólogos de la Universidad Friedrich Schiller Jena en Alemania, han descubierto la evidencia más antigua sobre los judíos que vivieron en la Península Ibérica, se trata de una losa de 16 por 24 pulgadas de mármol en la que está inscrito el nombre “Yehiel” en hebreo.

Inscripción encontrada en Protugal

Los investigadores creen que puede tratarse de una losa de una tumba. Esta losa data del año 390 d.C, siendo la evidencia más antigua sobre habitantes judíos en la Península Ibérica.

Antes de este descubrimiento, la evidencia arqueológica más antigua de judíos que vivieron en lo que hoy es Portugal, fue una losa de una tumba del año 482 d.C. El texto sobre la losa estaba en latín, las primeras inscripciones en hebreo llegaron mucho más tarde, en el siglo sexto o séptimo.

El hallazgo fue sorprendente no sólo por su edad, sino también por su ubicación. El sitio donde se descubrió la placa es una villa romana descubierta en 2009 por el arqueólogo portugués Jorge Correia durante una prospección arqueológica de todo el pueblo de Sao Bartolomeu De Messines, en la región de Algarve, al sur de Portugal.

Este es un lugar remoto, lejos de los centros urbanos de la provincia romana de Lusitania. Los arqueólogos no esperaban encontrar pruebas de judíos ahí y es la primera vez que se encuentra un artefacto judío dentro de una villa romana.

En realidad, los investigadores de Jena solo esperaban encontrar inscripciones que les informaran sobre la vida de la era romana. Las inscripciones hebreas eran la última cosa de la lista, en especial por pertenecer a ese período de tiempo. Teodosio I, el último emperador del Imperio Romano occidental y oriental, había proclamado el cristianismo como religión oficial del estado. Ante el temor a ser perseguidos, los judíos escribieron en latín en lugar de hebreo.

Tal vez esa es la razón de por qué el hebreo de esta inscripción fue tan rudamente tallado. Los arqueólogos no pudieron ni tan siquiera identificar el idioma en un primer momento.

Hay más letras después del nombre de “Yehiel” que aún no han podido ser identificadas. El equipo de Jena ha excavado 160 metros cuadrados de la villa, pero la mayor parte del sitio se encuentra bajo tierra. Los arqueólogos seguirán con la excavación donde la habían dejado el pasado verano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...