Encuentran 35 pirámides en la necrópolis de Sudán

Se han descubierto 35 pequeñas pirámides y tumbas en Sudán, entre los años 2009 y 2012.

Pirámides y tumbas de Sudán

Al menos 35 pequeñas pirámides y tumbas se han descubierto agrupadas en Sedeinga, Sudán, entre el año 2009 y 2012. Los investigadores están sorprendidos de la posición de las pirámides, que se encuentran agrupadas unas muy cerca de las otras. En 2011, el equipo de investigación descubrió 13 pirámides en aproximadamente 500 metros cuadrados.

Su origen se remonta hace 2.000 años, cuando un reino llamado Kush surgió en Sudán. Kush compartía frontera con Egipto y, posteriormente, con el Imperio Romano. Aparentemente el deseo de los habitantes del reino por construir tantas pirámides estuvo influenciado por la arquitectura funeraria egipcia.

Según los investigadores, Sedeinga fue un lugar de construcción de pirámides durante siglos. Vincent Francigny, investigador asociado al Museo Americano de Historia Natural de Nueva York explicó que “debido a que las construcciones duraron cientos de años, siglos después comenzaron a llenar todos los espacios que aún estaban disponibles en la necrópolis”.

Las pirámides más grandes descubiertas tienen alrededor de 7 metros de ancho de base, y la más pequeña (probablemente construida para el entierro de un solo niño), solo tenía 30 pulgadas de largo. La parte superior de las pirámides, decoradas con figuras de pájaros, flores o soles, no están unidas debido al paso del tiempo y el paso de las caravanas de camellos que dañaron los monumentos.

La construcción continuó hasta que, finalmente, se quedaron sin espacio para construir más pirámides. “Llegaron al punto en el que la necrópolis estaba tan llena de gente y tumbas que tuvieron que volver a utilizar la zona más antigua”, dijo Francigny.

Una curiosidad del descubrimiento es que una de las pirámides a las afueras de Sedeinga estaba diseñada con una cúpula interior de forma circular que se asemeja a “un jardín francés”. Sin embargo, los investigadores no entienden el motivo, ya que el diseño “no añadía nada a la apariencia externa ni aportaba solidez a la estructura”. Un descubrimiento realizado en 2012 parece arrojar luz sobre este asunto: encontraron una tumba de un niño cubierta por una especie de círculo de ladrillo. Es posible que, cuando la construcción de pirámides se puso de moda en Sedeinga, se combinara con una construcción en forma de túmulo que terminara con pirámides con el interior con forma de círculo.

Por otro lado, muchas de las tumbas que se encontraban junto a las pirámides han sido saqueadas, pero aún quedan restos óseos e incluso algunos objetos, como una mesa de ofrendas para honrar a la diosa Isis y el dios Anubis que tenía una inscripción dedicado a una mujer llamada “Aba-la”, que puede ser un apodo para “abuela”.

Vía: EFE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...