El tesoro de Beau Street es más variado de lo que se creía

Los conservadores del Museo Británico han examinado las monedas encontradas por los arqueólogos en Beau Street, en Bath, en noviembre de 2007 y anunciado a principios de este año. A pesar del laborioso proceso de excavación de las monedas y de la documentación, que se encuentra todavía en las primeras etapas, se han hecho una serie de descubrimientos inesperados.

Los conservadores del Museo Británico han examinado las monedas encontradas por los arqueólogos en Beau Street, en Bath, en noviembre de 2007 y anunciado a principios de este año. A pesar del laborioso proceso de excavación de las monedas y de la documentación, que se encuentra todavía en las primeras etapas, se han hecho una serie de descubrimientos inesperados.

Monedas del tesoro Beau Street

Las monedas se fusionaron entre sí por una combinación de la corrosión del suelo y el cobre, lo que hace difícil averiguar el número exacto de monedas que hay. Los arqueólogos pensaban inicialmente que había 1.000 monedas, pero cuando se dieron cuenta de que estaban pegadas unas con otras estimaron que podía haber alrededor de 30.000. Después de algunas excavaciones, Julia Tubman, del Museo Británico, cree que el número real se acerca a 22.000, aunque algunos de sus colegas creen que puede haber hasta 25.000.

Los rayos X utilizados en el bloque de monedas han revelado que hay por lo menos seis agrupaciones distintas de monedas. Las muestras tomadas de la primera moneda obtenida en la excavación han demostrado ser muy diferentes de las monedas que hay en el Museo Británico. Las monedas recuperadas en el lugar eran de finales del siglo tercero. Estas son las monedas más comunes encontradas en tesoros procedentes del año 270 al 290 d.C.

Las monedas recuperadas por Julia Tubman y analizadas en el laboratorio son más antiguas, siendo de la primera mitad del siglo tercero. También hay una moneda acuñada por Marco Antonio, justo antes de la batalla de Actium. Está tan desgastada que es casi lisa, lo que significa que estuvo en circulación durante cientos de años antes de que fuera escondida. También hay una moneda muy antigua que se remonta al reinado breve de Otón, que fue emperador desde el 15 de enero al 16 de abril en el año 69 d.C

Otra gran sorpresa tiene que ver con las bolsas en las que se encontraban estas monedas. Se sabe que estaban hechas de algún material orgánico, de tela o de piel y por ello se han podrido sin dejar rastro. Sin embargo, en las monedas de los extremos hay unas escamas de color marrón que han sido tomadas por Julia para analizarlas y demostrar si realmente es cuero de la bolsa donde se encontraban estas monedas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...