El hombre americano cazaba 800 años antes de lo que se creía

Una nueva investigación ha desvelado que la herida encontrada en el esqueleto de un mastodonte de 13.800 años de antigüedad fue ocasionada por el hombre.

Una nueva investigación ha desvelado que la herida encontrada en el esqueleto de un mastodonte de 13.800 años de antigüedad fue ocasionada por el hombre. El mastodonte fue encontrado en 1970 con una punta filada hundida en una de sus costillas. En el aquel entonces no estuvo claro si la punta afilada era un arma fabricada por el hombre o si se trataba de un pedazo roto del hueso del propio animal.

Radiografía al mamut

Michael Waters, antropólogo del Centro de Estudio de los Primeros Americanos en Tejas A&M University, utilizó la moderna técnica del carbono para datar el hueso lo que confirmó que el mastodonte provenía realmente de hace 13.800 años. Esto significa que murió 800 años antes que le la población Clovis del norte de América empezara a cazar en el continente.

Waters utilizó después la técnica de CT para examinar la punta afilada y es cuando llegó al gran hallazgo. “Todos estamos familiarizados con las CT en hospitales donde se escanea el cuerpo para estudiar a los huesos y a los órganos”, dijo Waters, “nosotros utilizamos una versión industrial más avanzada que crea rayos-X digitales”.

Este escáner estudió al hueso y se puedo comprobar como la punta afilada parecía un proyectil alojada dentro del hueso. La imagen revelaba que la punta había sido afilada y clavada con fuerza, cosa que solo pudo hacer unas manos humanas. Para confirmar esta teoría se extrajo ADN del proyectil y los datos afirmaron que había sido fabricada con el hueso de otro mastodonte.

Ese momento fue muy emocionante porque significaba que quien quiera que estos cazadores fueran el hecho era que fabricaban armas con huesos de cazas anteriores y cazaban mastodontes”.

Un arma del tamaño de un lápiz, lo que resulta impresionante si se tiene en cuenta el gran tamaño de la presa. Este mastodonte en particular parece ser un animal anciano por su dentadura desgastada. La punta de hueso fue clavada en la presa por detrás.

Esta no es la primera evidencia de un cazador anterior a los Covis en América. También hay pruebas de mastodontes y mamuts matados y comidos durante este periodo. El hueso usado como arma es el artefacto más antiguo destinado a la caza que se ha encontrado en el continente.

Fuente: Livescience

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...