El diamante Beau Sancy es vendido por 9,7 millones de dólares

Para sorpresa de nadie, el hermoso e histórico diamante “Beau Sancy” ha sido vendido por más del doble de lo que se tenía estimado. Este diamante de 35 quilates, el cual ha formado parte de las joyas de la corona de Francia, Holanda, Inglaterra, Prusia y el Imperio Alemán desde el siglo XVII, ha sido adquirido por un postor anónimo por una cantidad de 9,7 millones de dólares.

Para sorpresa de nadie, el hermoso e histórico diamante “Beau Sancy” ha sido vendido por más del doble de lo que se tenía estimado. Este diamante de 35 quilates, el cual ha formado parte de las joyas de la corona de Francia, Holanda, Inglaterra, Prusia y el Imperio Alemán desde el siglo XVII, ha sido adquirido por un postor anónimo por una cantidad de 9,7 millones de dólares.

Diamante Beau-Sancy

El diamante entró por primera vez en el record histórico en 1570 tras ser comprado en Constantinopla por el diplomático, financiero y experto en joyas, Nicolás de Harlay, Señor de Sancy. Fue comprado por Enrique IV de Francia como regalo para su esposa María de Médicis en 1604. Desde entonces, el diamante ha pasado por varias manos.

Cinco postores de América del Norte, Europa y Asia pujaron por el “Sancy Beau” y fue adquirido por uno de ellos. No se ha divulgado más información que esa. Desgraciadamente, el diamante ha caído en un círculo de colecciones privadas y es muy difícil verlo en alguna exhibición pública.

Tal vez tengamos suerte y el comprador lo preste al museo del Louvre para que pueda ser exhibido en la galería del Apolo junto a su primo “Sancy”, un diamante de 53 quilates de color amarillo pálido y con forma de escudo. El “Sancy” fue reemplazado por una réplica en 1729 por orden del rey y de la Revolución y Repúblicas Francesas.

Después de muchas vicisitudes, incluyendo décadas en las que ha estado en manos de colecciones privadas anónimas, este diamante encontró su camino de regreso a casa en 1978 cuando William Waldorf Astor lo vendió al museo del Louvre por un millón de dólares. Así que hay esperanza de que pueda ocurrir lo mismo con el “Beau Sancy” y termine en algún museo.

El hecho de que el “Beau Sancyfuera utilizado por primera vez por María de de Médicis como la piedra angular de su corona, indica la importancia de los diamantes en este momento como emblema supremo de la realeza. En un nivel simbólico, los diamantes están asociados con el sol, fuente de luz y de vida.

En la página web de Sotheby`s se pueden ver más notas del catálogo para obtener más detalles sobre la fascinante historia del “Beau Sancy”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...