Cuerpos en la cripta de la catedral de York

Los arqueólogos que trabajan en la cripta de la catedral de York, perteneciente al siglo XIII, han encontrado restos humanos que con toda probabilidad son anteriores a la construcción actual.

Los arqueólogos que trabajan en la cripta de la catedral de York, en Inglaterra, perteneciente al siglo XIII, han encontrado restos humanos que con toda probabilidad son anteriores a la construcción actual. El sitio ha contado con una catedral desde al menos el siglo VII, sin embargo, los incendios y ataques daneses fueron destruyendo la estructura original.

Cripta de la catedral de York

Los huesos encontrados podrían datar incluso del sigo XII, cuando la catedral normanda aún estaba en pie. La cripta, que se encuentra por debajo del nivel del suelo, tiene restos arqueológicos que abarcan toda la historia de York, desde la fortaleza romana a las fundaciones normandas.

De esta forma se instaló una exhibición con artefactos de la época, sin embargo ha sido cerrada al público hasta marzo de 2013, aunque se permite a los visitantes ver a los arqueólogos trabajando.

El cierre es parte de un ambicioso programa de renovación llamado York Minster Reveled que cuenta con 10,5 millones de euros. Entre otras cosas, se instalarán ascensores y rampas para minusválidos. Por primera vez en 40 años se ha permitido a los arqueólogos excavar en el interior de la catedral para preparar la instalación de dicho ascensor.

La última vez que los arqueólogos pudieron excavar fue en 1972 tras los graves problemas estructurales que sufrió la catedral. Fue entonces cuando se encontraron restos romanos y normandos en la cripta.

Además de la actualización de los servicios para los visitantes de la catedral, se están centrando en el desarrollo de antiguos oficios como la talla de piedras preciosas y conservación de vidrieras.

La catedral de York es una de las pocas que quedan con su propia casa-patio de piedra, donde los artesanos aprendieron a tallar la piedra con las mismas técnicas y materiales que sus antepasados del siglo XIII. Los visitantes de la catedral podrán asistir a talleres donde verán a los canteros y vidrieros realizando su trabajo y tendrán la oportunidad de charlar con ellos.

Debido a las necesidades económicas, todos los años se realiza alguna subasta. De esta forma, el dinero conseguido les permite continuar con los programas de restauración.

Imagen: History Blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...