C.S Lewis tendrá su sitio en la Abadía de Westminster

La Abadía de Westminster (Reino Unido) añadirá el nombre del escritor y ensayista Clive Staples Lewis (1898-1963) a su famoso y exclusivo «rincón de los poetas», junto a otros autores de renombre como John Keats, William Blake o T.S. Eliot.

C.S. Lewis

La Abadía de Westminster (Reino Unido) añadirá el nombre del escritor y ensayista Clive Staples Lewis (1898-1963) a su famoso y exclusivo «rincón de los poetas«, junto a otros autores de renombre como John Keats, William Blake o T.S. Eliot.

Aunque todavía habrá que esperar un año más para poder ver su placa conmemorativa en las paredes de la catedral., pues la fecha que se ha elegido para dicho acontecimiento es el 22 de noviembre de 2013, día en el que se cumple el 50 aniversario del óbito del autor norirlandés, conocido popularmente por ser el creador de la famosa y fantástica saga «Las Crónicas de Narnia».

La obra, que fue escrita entre los años 1951 y 1956, se compone de siete novelas de género fantasía juvenil, las cuales son: “El león, la bruja y el armario” (1951), “El príncipe Caspian” (1951), “La travesía del viajero del alba” (1952), “La silla de plata” (1953), “El caballo y el muchacho” (1954), “El sobrino del mago” (1955) –escrito en 1955 pero configurado como el inicio de la saga- y “La última batalla” (1956).

Tanto sus creencias religiosas como su pasión por la literatura y la mitología nórdica, están muy presentes a lo largo de los siete libros. En ellos se relata la historia de cuatro hermanos (dos chicas y dos chicos) que durante la II Guerra Mundial son evacuados a una casa de campo a las afueras de Londres, y un día jugando al escondite descubren el maravilloso mundo de Narnia a través de un armario que es la puerta entre los dos mundos.

El experto en Derecho Teológico en Westminster, Vernon White, describió, en unas declaraciones a la BBC, a Lewis como «un pensador y escritor extraordinariamente imaginativo y riguroso», que «fue capaz de hacer creíble y atractiva la fe cristiana para mucha gente» a través de sus libros, y es que para Lewis la religión era la base de su vida y de su literatura.

Curiosamente durante su juventud, el escritor renegó del cristianismo y se declaró ateo. Al cabo del tiempo, la idea de la religión fue calando de nuevo en su mente, impulsada por la influencia de sus amigos George MacDonald, Chesterton y J. R. R. Tolkien (con el que entabló amistad cuando estudiaba en Oxford). Finalmente recuperó la fe perdida, y se convirtió en uno de los apologistas del cristianismo más fervientes de la época.

En “Las Crónicas de Narnia”, su saga más famosa, hay cantidad de evidencias y alusiones al cristianismo. Por ejemplo, sus personajes son descritos como «hijos de Adán y Eva«, e incluso el autor relata una resurrección del supuesto salvador de Narnia. Todas estas referencias tienen según White, una «creciente influencia» en la «vida nacional» de Reino Unido.

A pesar de ser escrita en 1950, la saga todavía sigue cosechando éxitos. Del primer ejemplar («El león, la bruja y el armario«) se han vendido más de cien millones de copias en 47 idiomas y la obra ha sido adaptada al teatro, televisión y cine.

Lewis también cultivó otros géneros como la crítica literaria y el ensayo. Algunos de sus títulos más importantes en este campo son; la sátira «Cartas del diablo a su sobrino», en el que el diablo ya retirado, le enseña a su joven sobrino como se debe tratar al “paciente” humano a través de una correspondencia epistolar; y la «Trilogía Cósmica» una novela que para muchos es una saga anti-ciencia-ficción, ya que surgió como una reacción a un género, en donde los extraterrestres eran considerados los enemigos malvados de la humanidad.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...