Como proteger nuestra privacidad en la red

Nuestra privacidad es una de las cosas que más valoramos, pero en internet no siempre está a salvo. Por eso, los servidores Proxy, las redes VPN o los sistemas de encifrado PGP nos ayudan a mantenerla.

En internet perdemos parte de nuestra privacidad.

Cada vez pasamos más rato conectados a Internet  Ya sea en el trabajo, en nuestro ordenador personal cuando estamos en casa o desde el teléfono móvil o tablet estamos prácticamente todo el día en Facebook, consultando el correo o hablando por Whatsapp. Muchas veces no somos conscientes de la posibilidad de que cualquier persona acceda a nuestros dispositivos a través del wifi público o si la contraseña de la red a la que nos conectamos no es segura. Por eso, vamos a ver algunos consejos sobre como proteger nuestra privacidad online.

Obviamente, una de las cosas que nunca deberíamos hacer es dejar iniciada nuestra sesión o guardar la contraseña en el correo electrónico o en cualquier red social cuando utilizamos ordenadores públicos o que compartamos con otras personas. Cuando utilizamos ordenadores públicos podemos comprobar si se ha guardado nuestra cuenta o nombre de usuario -navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox lo hacen- y borrarlo. También es de cajón no proporcionar datos personales como la dirección o el número de nuestra cuenta bancaria y desconfiar de los anuncios y correos electrónicos que nos piden estos datos.

Superado lo que podríamos considerar protección para principiantes, vamos ahora al nivel superior. Aquí se nos presenta el dilema a la hora de decidir si nos protegemos mediante un servidor Proxy o nos decantamos por una red VPN (iniciales en inglés de Virtual Private Network, en español sería red privada virtual). La opción más sencilla es utilizar un servidor Proxy, que enmascara nuestro usuario con el de otro. Al no existir la privacidad se abre la posibilidad de que el otro usuario se haga con nuestros datos, por lo que si elegimos un servidor Proxy hay que buscar que sea de una empresa especializada y de fiar.

Las redes VPN son más seguras que los servidores Proxy. Con ellas, las comunicaciones se realizan a través de una red abierta y pública, pero de forma segura ya que los datos que se intercambian están cifrados. Tanto la navegación web como el e-mail, los mensajes instantáneos o las aplicaciones P2P que hayamos utilizado permanecen ocultos a terceros. Además, este sistema puede saltarse los bloqueos geográficos, por lo que sirve tanto a los disidentes de algunos países como a los compradores de tiendas online que solo venden en su país.

Otro de los aspectos que seguro también nos interesa proteger es nuestro correo electrónico. Existen varios programas que una vez instalados en el ordenador cifran nuestros mensajes, la mayoría mediante un sistema de encifrado PGP. Así, podemos utilizar GnuPG sin importar si tenemos un sistema operativo Windows, Mac o Linux. Los usuarios de Seamonkey o Mozilla Thunderbird tienen Enigmail, y Google Chrome también tiene su extensión PGP para Gmail. Eso si, cuidado a la hora de instalarlo, porque hay que saber como utilizarlo, generar contraseñas y, evidentemente, que nuestro interlocutor también tenga un sistema PGP si quiere poder abrir los correos que le mandemos.

Fuente: Eroski consumer

Foto: Marcie Casas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...