¿Qué hacer si nos sorprende un incendio mientras conducimos?

Un incendio puede ser muy peligroso si estamos conduciendo, pero hay una serie de consejos que podemos aplicar para sobrevivir.

Conduciendo con un incendio

Hace unos días se produjo uno de los incidentes más terribles del año con esos incendios que se multiplicaron en varias zonas de España. Las imágenes que han llegado de lo sucedido son tan terribles que esperamos que no las hayáis tenido que haber visto. No obstante, conviene hablar de algunas de las ideas y comportamientos que nos podrían salvar la vida si nos llegásemos a ver en este tipo de terrible situación.

En este caso hablamos de lo que deberíamos hacer si nos sorprende un incendio mientras conducimos. ¿Qué hacer para salvar la vida? Hay una serie de consejos clave que nos ayudarán a lograrlo y así evitar la fatalidad. El consejo principal que debemos tener en cuenta es que nunca deberíamos meternos en zonas de bosques o donde haya un exceso de matorrales. Las posibilidades de que el fuego nos acabe llegando son elevadas si entramos en estas zonas, así que tenemos que tener cuidado. Otro riesgo de pasar por este tipo de zonas se encuentra en que un matorral pueda entrar en el tubo de escape y provocar una reacción.

¿Y si el fuego está delante de nosotros impidiéndonos el camino? En ese camino lo más aconsejable es retroceder. No debemos arriesgarnos a poner a prueba el vehículo, dado que no sabemos qué temperatura aguantará.

Solo en caso de estar rodeados por el fuego y no tener ninguna vía de escape tendríamos que plantearnos adelantarnos hacia el fuego e intentar atravesarlo. Pero como decimos, se trata de un plan de última opción en lugar de quedarnos estáticos a merced de las llamas y del fuego. En cualquier situación similar será conveniente que bajemos las ventanas y que aislemos el coche al máximo. El humo se tiene que quedar en el exterior para que no afecte a nuestra respiración. Para evitar los problemas derivados de su presencia exterior podremos usar las luces de emergencia del vehículo. Debemos recordar, por otro lado, que tendremos más posibilidades de supervivencia si seguimos dentro del coche que fuera, dado que el volumen de riesgo de una explosión del motor es menor a que nos quememos.

Cuando nos veamos sorprendidos por un incendio tendremos que evitar conducir en dirección al viento, hidratarnos bien con el agua que llevemos en el vehículo y siempre recordar que puestos a tomar una dirección conduciendo es mejor volver sobre nuestros pasos que ir hacia un lugar que desconocemos y que podría estar quemándose.

Foto: woodypino

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...