¿Cómo triunfar en una entrevista de trabajo?

Si sigues nuestros consejos es posible que obtengas un mayor nivel de éxito cuando te hagan una entrevista de trabajo.

Persona entrevistando

Llega el verano y es un momento muy adecuado para que busquemos trabajo. No importa si lo buscamos a largo plazo o si solo queremos estar ocupados durante los meses de vacaciones. En cualquier caso debes prepararte para participar en una entrevista de trabajo y eso significa que es bueno que tengas en cuenta algunos consejos. Nosotros te vamos a dar algunas claves que te permitirán participar en las entrevistas con resultados muy positivos.

Lo primero que te recomendamos es que te prepares bien. Asiste a la entrevista bien vestido, dando una imagen positiva, pero que refleje el aspecto que tendrás en tu día a día en el trabajo. Ten a mano todo lo que te hayan pedido, incluido tu currículo impreso. En el momento en el que comiences la entrevista, compórtate de forma educada y calmada. Si te dejas llevar por los nervios será algo que el entrevistador notará y que no te beneficiará.

Deja hablar y no interrumpas a quien te está hablando, aunque tampoco te calles cuando sea momento de que hables. Demuestra que estás preparado para la entrevista y que tienes los niveles de conocimiento que son necesarios para el puesto. Sobre todo, actúa de manera sincera.

Las empresas buscan empleados positivos, optimistas y llenos de energía. Compórtate de esta manera e intenta haberte mentalizado de ello antes para demostrar un mayor compromiso. Cuando te hagan preguntas no respondas a lo loco. Piensa, pero tampoco tardes demasiado. Lo ideal es buscar el equilibrio, hacer gala de una gran confianza y dejar claro que no dudamos, sino que hablamos con seguridad. Son factores que los entrevistadores valoran, dado que hablan del tipo de persona con el cual están tratando y cualquier empresa busca empleados que puedan ser beneficiosos para su compañía.

Tampoco importa si tienes alguna duda que pueda reflejar tu nivel de compromiso con el trabajo o el interés que te despierta el puesto. Habla sin miedo, pero siempre de manera adecuada. Se educado y agradecido, no dudes dejarlo todo claro antes de marcharte. Es bueno que estés abierto a responder cualquier pregunta que te formulen y que no dudes sobre si sería algo bueno o malo responder de manera sincera a ello.

Cuando te levantes de la silla para marcharte de la entrevista hazlo con tranquilidad, sin mostrar nerviosismo. Posiblemente no evites desvelar que estás un poco nervioso, pero si intentas reducir esta tensión seguro que das mejor imagen. Ante todo, no te tropieces con nada.

Foto: adabara

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...