¿Cómo sobrevivir al verano sin aire acondicionado?

Os damos algunos consejos que os ayudarán a estar frescos en verano incluso si no tenéis aire acondicionado.

Sobrevivir al verano

Debería ser una obligación para todos los hogares, pero tener aire acondicionado aún no es algo primordial en las casas de los españoles. Eso nos lleva a que ya estemos pensando en los días que se acercan, esas terribles jornadas en las que el calor acaba con nosotros y en las que soñamos con la llegada de la noche para que consiga refrescar. No van a ser unos meses fáciles, eso os lo aseguramos, pero si os ponéis manos a la obra quizá podáis pasarlos de una forma un poco más agradable.

El agua es tu aliada

Lo primordial en estos momentos es que seamos imaginativos y que saquemos provecho de los pequeños trucos que pueden marcar la diferencia. Por ejemplo, el agua se convierte en un elemento fundamental por muchos buenos motivos. La debemos beber para estar hidratados y que no suframos problemas aunque sudemos mucho, y también la podemos usar para refrescar el ambiente. Nosotros os recomendamos que antes de iros a dormir, un ratito antes, echéis un poco de agua con un spray en las sábanas. Eso las enfriará un poco y cuando os metáis estarán más agradables. No olvidéis que usar una sábana puede ser recomendable aunque parezca que os estéis tapando para coger más calor.

El motivo de esto es porque la sábana sirve como bloqueador del calor exterior, por lo que podréis reducir varios grados la temperatura y así encontraros un poco mejor. Tampoco es una técnica milagrosa, pero seguramente paséis la noche sin tantas dificultades.

Otra forma de aprovechar el agua es congelándola en forma de cubitos. Los cubitos sirven para tantas cosas que hasta nos sorprende seguir encontrándoles usos. Los podemos chupar, los podemos poner en la bebida y también utilizar para envolverlos en un trapito y ponerlos por encima de nuestro cuerpo. Si queréis podéis pisar los cubitos y que esto os transmita fresco al resto del cuerpo. Hay muchas formas de que el agua congelada os ayude. Por supuesto, también podéis usar el agua para ducharos y refrescaros con ella. No obstante, mucho cuidado. Un error habitual es ducharse con agua muy fría pensando que eso será lo que nos refrescará, pero lo que estaremos haciendo será darnos más calor. El motivo de ello es que el cuerpo, al notar el agua fría, lo que hará será aumentar la temperatura creyendo que está haciendo lo correcto. Así que no nos excedamos con las duchas frías. Esto no lo podemos hacer en casa, pero ir a la piscina también es una buena técnica para refrescarnos.

Recursos que podéis usar en el hogar

¡Alejaros de las demás personas con las que vivís! Sí, suena un poco drástico, pero vamos a tener que hacerlo si no queremos «quedarnos pegados» a ellas. Decidle adiós a vuestra pareja y prometer que os volveréis a encontrar después del verano. En esta situación es mejor que cada uno esté a un lado del sofá, porque el contacto puede ser terrible con el calor que se sufre en el ambiente. Si tenéis ventiladores ponedlos en marcha, a ver si eso es suficiente para intentar sobrevivir.

Ventilador en verano

Os recomendamos que también intentéis cambiar un poco el horario. Somos conscientes de que esto es muy difícil por muchos motivos, desde por el trabajo hasta por los vecinos, pero seríais más felices si durante el verano os convertís en vampiros y vivís de noche. Por las noches el calor es más llevadero, porque las temperaturas se reducen y comienza a soplar el viento. También es cierto que si durante el día con todo el calor no podéis dormir, entonces este plan no os servirá. Hay personas que pueden dormir pase lo que pase, mientras que otras necesitan calma y comodidad. Si estáis en el segundo grupo mejor será que penséis en otra cosa. Por otro lado, a veces los vecinos molestan tanto por el día que tampoco dejan dormir.

Os recomendamos usar el ventilador y salir de casa siempre que podáis para iros a sitios donde haya aire acondicionado. Lo único que tendréis que evitar será estar en la calle durante unos momentos específicos del día, principalmente al mediodía, porque es entonces cuando las temperaturas suben más. Y si todo esto falla podéis ir refrescando la casa disparando agua con la botella del spray a diestro y siniestro. Si lo hacéis lo único que os pediríamos es que tuvierais un poco de cuidado, no vaya a ser que el agua acabe dañando algún aparato electrónico. En última instancia siempre os podéis poner aire acondicionado, porque las condiciones que se proporcionan a los clientes cada vez son más flexibles y mejores. Eso ya depende de vosotros, de lo que sufráis o de vuestro casero en el caso de que seáis personas que viven en un piso de alquiler. En cualquier caso, recomendamos hacer algo para no ser víctimas del calor.

Foto: Takmeomeofuneyes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...