¿Cómo refrescar la casa en verano?

Si hace mucho calor en casa te proponemos algunos consejos que te ayudarán a estar un poco más cómodo.

Ventilador en verano

Superamos una ola de calor y después, debido a nuestra mala suerte, nos encontramos con otra ola de calor. La segunda. Y de una u otra manera, estamos intentando superarla. Si no tenemos aire acondicionado es un problema y acaba siendo fundamental que llevemos a cabo algún tipo de iniciativa que nos permita sobrevivir antes de derretirnos. ¿Qué podemos hacer al respecto?

A continuación os vamos a dar algunos consejos prácticos que os recomendamos probar, aunque cada casa es distinta. Hay algunas horas a lo largo del día en las que no es nada positivo que tengamos la ventana abierta. No creamos que por tener la ventana abierta nos va a entrar aire fresco. Ni mucho menos. Lo que nos entrará será aire caliente y molesto. Por ello, baja la persiana y dependiendo del nivel de ventilación de tu casa, cierra las ventanas. Pon el ventilador para que sea un poco más fácil sobrellevar las horas. No te pongas muy cerca de los aparatos electrónicos. Si tienes un ordenador de sobremesa apágalo y aléjate de él lo máximo posible.

Cuando veas que empieza a refrescar sube la persiana. Puedes apuntar el ventilador hacia la ventana o ponerlo delante de ella para producir un efecto de expulsar el aire caliente y de empujar el aire frío dependiendo de lo que necesites en cada momento.

Si cocinas, enchufa el extractor, porque este se tragará todo el calor que viene del fuego. En cualquier caso, recomendamos comidas ligeras y de poco esfuerzo, porque cocinar ahora mismo supone un grave problema para cualquiera. Si vives muy alto y tu ventana está ardiendo, te animamos a que eches un poco de agua en la misma, en la pared y en toda la zona. Este refresco que le proporcionarás te ayudará a que el entorno esté un poco más fresco.

Dúchate a menudo. Pero no lo hagas con agua caliente, ni tampoco templada. Ponte agua fría y deja que tu pelo se seque al viento. Te notarás muy agradecido durante el tiempo que te dure. Si tienes la persiana bajada y estás en ese momento del día puedes aprovechar para andar desnudo por la casa, así nadie te verá.

Bebe muchos líquidos. Principalmente agua, pero si necesitas refrescos, tampoco te irán mal. Pon todo el hielo que puedas en las bebidas porque notarás que te van muy bien. Estos pequeños trucos os ayudarán, aunque no son infalibles.

Foto: Eduardo Robles Pacheco

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...