Cómo preparar nuestro coche para un viaje largo

En Semana Santa, muchas personas planean realizar un viaje largo en su vehículo. Por ello, es imprescindible, para viajar seguros, realizar una revisión de éste que incluya sus puntos esenciales: motor, ruedas, frenos, amortiguadores o luces son algunos de ellos.

Ya estamos en plena Semana Santa y, para aprovechar estos breves días de vacaciones, millones de personas planean realizar algún viaje más o menos largo. Además, un gran número de ellos utilizará su vehículo para desplazarse.

Pero no es lo mismo coger nuestro coche para movernos por la ciudad que para recorrer cientos de kilómetros. Si el vehículo falla a cuarenta kilómetros por hora, las consecuencias serán, probablemente, unos pocos daños materiales. Pero, si lo hace en plena autopista, a más de cien kilómetros por hora, los efectos pueden  ser muy graves.

Foto de una autopista

Un viaje largo requiere que el coche esté en perfectas condiciones

Por ello, debemos realizar una revisión de algunos puntos esenciales de nuestro coche antes de partir a un viaje largo. Los más importantes de ellos son los que enumeramos a continuación.

En lo que respecta al motor, debemos comprobar que se encuentran en buen estado las bujías, la correa de distribución, la carga de la batería, así como los niveles de agua y aceite. En lo que respecta a éste último, si el viaje va a ser de cerca de mil kilómetros, es recomendable cambiarlo por completo, salvo que se haya hecho recientemente.

También es fundamental revisar el estado de las ruedas. Las consecuencias de un reventón a altas velocidades pueden ser funestas. Por ello, es imprescindible comprobar que se encuentran en buen estado de conservación, con su dibujo bien marcado, y con la presión adecuada. Igualmente importante es revisar que se encuentren bien alineadas.

Otro aspecto esencial son los frenos. Deben mirarse los discos y las pastillas, así como el líquido, y, en caso de que estén gastados, realizar el cambio pertinente. Lo mismo ocurre con los amortiguadores: es conveniente comprobar que tengan la flexibilidad adecuada.

Las luces también son importantes. Debemos revisarlas todas, tanto las de situación como las de cruce, las de los frenos como las de parada. Además de ser necesarias para la conducción, tener alguna fundida nos expone a una multa tonta.

En este sentido, menor importancia para la conducción tienen los papeles del vehículo pero, si no los llevamos con nosotros, también nos pueden sancionar. Por ello, conviene comprobar que tenemos en orden todos los documentos –los del coche, el seguro, los de la Inspección Técnica en su caso, etc-.

Y, por último, no debemos olvidar tampoco algunos útiles para imprevistos: el teléfono móvil cargado, un poco de agua para beber, una manta si nos encontramos en una zona fría y algo de dinero en efectivo para pagar en posibles peajes.

Si tenemos en cuenta todo esto, probablemente nuestro desplazamiento sea más tranquilo y sin incidentes. A nosotros tan sólo nos queda desearos buen viaje y una agradable estancia.

Fuente: Todos los Como.

Foto: Autopista: Haljackey en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...