¿Cómo mudarte a otro país?

Si tenemos pensado mudarnos y dejar de vivir en el país donde residimos ahora estos consejos nos serán muy útiles.

Mudanza por el mundo

Cada día nos sorprendemos más por ver cómo hay cosas que no terminan de convencernos del lugar donde vivimos. En ocasiones podemos cambiarlo simplemente mudándonos a otra ciudad, pero en otros casos tenemos que ser un poco más radicales y cambiar de país. Esto no solo ocurre bajo un punto de vista negativo debido a que no estemos satisfechos con la vida en el lugar donde nacimos, sino porque quizá hemos visitado otro país donde se esté más a gusto. Un viaje a una cultura diferente nos puede abrir un mundo de posibilidades y ver que, al menos en ese momento, nos apetece vivir allí. ¿Pero cómo hacerlo?

Lo primero es mentalizarse. La sociedad ha llegado a un nivel de obsesión enfermiza con arreglar su vida desde temprana edad y visualizarla paso a paso desde la juventud hasta la muerte. No es un pensamiento sano. No podemos pensar que estudiaremos, encontraremos un trabajo fijo, nos casaremos, tendremos un hijo y seguiremos hasta que ese hijo crezca y nos tome el relevo antes de que nosotros nos jubilemos.

Respetamos a las personas que desean cumplir con estos pasos clave, pero hay que pensar que solo tenemos una vida y que deberíamos vivirla tal y como nosotros queramos, sin más. Por ello si pensamos que nos apetece irnos a otro país y mudarnos durante un tiempo, tampoco debemos visualizarlo como algo definitivo, porque estaríamos cometiendo el mismo error. Pensemos en dejarnos llevar y fluir como personas independientes a lo largo de la vida y del tiempo.

Por lo tanto, si te apetece cambiar de aires múdate y no importa qué edad tengas. Lo puedes hacer con 20, con 30, 40, 50 o incluso con más edad. Todos somos jóvenes en nuestro interior al nivel de cómo nos queramos sentir y tenemos capacidad para emprender aventuras sin importar nada más. Mudarnos es un paso importante que podemos realizar en cualquier momento. No dejemos que el miedo nos lo impida, ni tampoco circunstancias externas de personas con las que tengamos relación.

¿Qué hacer a partir del punto en el que hemos tomado la decisión? Lo primero será elegir nuestro país de destino, pero imaginamos que eso ya lo habéis hecho vosotros. Después de esto tendremos que comprobar las regulaciones que tiene ese país concreto en términos de pasaporte y visado. ¿Podemos ir a vivir con nuestro pasaporte simplemente y solicitar algún tipo de visado temporal o permanente? ¿qué condiciones y exigencias existen para que nos lo proporcionen? Para ello la embajada puede ser de gran ayuda a la hora de resolver dudas y en Internet también hay muchísima información, dado que cada vez más personas emprenden este tipo de mudanzas.

Antes de salir al país de destino tendríamos que tener un alojamiento contratado. Estamos en 2017 y esto es realmente fácil. Si en 1995 alguien hubiera querido mudarse se habría encontrado con serias dificultades y seguro que muchas personas lo sufrieron en esa época, pero ahora es de lo más sencillo. Desde la red podemos encontrar páginas de alquiler de apartamentos prácticamente para cualquier país, incluso para destinos asiáticos donde los idiomas son muy distintos al nuestro. El inglés se utiliza como idioma universal en el mundo entero. Asegurémonos de conseguir un apartamento normal y no uno de vacaciones o similar, dado que al menos estimamos que estaremos viviendo uno o dos años.

Mudanzas al extranjero

También tendremos que revisar todo el tema de vacunas, del sistema sanitario del país al que nos dirigimos y si tenemos hijos del colegio y la matriculación en ellos. Son muchos pequeños detalles que tienen que estar satisfechos y para eso no sería mala idea que nos hiciéramos una lista a modo de checklist en la que vayamos marcando todo lo que ya hemos preparado. No olvidemos todo lo relacionado con el banco, porque habrá que hacerse nuevas cuentas para recibir el dinero que vayamos a cobrar en el país al que nos mudamos. Y ahí tenemos otro aspecto a tener en cuenta: el trabajo. Si por ejemplo somos un freelance o un artista que trabaja por su cuenta realmente tendremos pocos problemas.

El trabajo a distancia se puede realizar tan cómodamente desde nuestro país como desde otro lugar al que nos hayamos dirigido. Mientras tengamos un ordenador… lo demás será pan comido. Si tenemos que buscar empleo también es recomendable que lo hagamos por adelantado y para ello también hay muchas páginas web y comunidades que nos dan la oportunidad de enviar currículos incluso antes de mudarnos, para que a ser posible ya lleguemos con un empleo.

Por otro lado, tengamos en cuenta una serie añadida de recomendaciones. Por ejemplo, comprobar si hay alguien que conozcamos que ya viva en ese país, porque eso nos ayudará mucho. También, ver qué hacemos con todas las cosas que tenemos en el país que ahora residimos. ¿Las vendemos o las guardamos en un almacén? Y no menos importante, ¿tenemos que viajar con mascotas? En ese caso habrá que hablar con el veterinario sobre las condiciones impuestas para la entrada del animal en el país de destino. Todo eso y algunas cosas más habrá que tenerlo en cuenta antes de mudarnos, pero nunca pensemos que es algo imposible.

Foto: congerdesignHermann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...