¿Cómo jugar gratis a World of Warcraft?

El juego online World of Warcraft es uno de los principales líderes del sector y ofrece prueba gratuita hasta llegar al nivel 20.

Jugar a WoW

Hace unos días hablamos de los juegos tipo MMORPG, aquellas propuestas online multijugador en las que podemos encontrarnos con millones de personas para compartir aventuras. Os explicamos cómo jugar y empezar si no estáis muy puestos en la materia, porque pueden ser un pasatiempo muy entretenido para todos los públicos. Hoy queremos centrarnos en World of Warcraft, que por tasa de jugadores suscritos y popularidad es el juego líder dentro de este género.

Cabe destacar que World of Warcraft no es un juego free to play en realidad, sino que permite disfrutar gratis de una manera un poco limitada hasta nivel 20 y a partir de ahí requiere el pago de una cuota mensual para seguir jugando. Aún así, no queremos dejaros sin tener la oportunidad de experimentar lo que propone este título producido por Blizzard, y dado que hasta nivel 20 es gratis, es una buena opción el descargarlo para ver si nos gusta y seguimos jugando o si lo abandonamos una vez llegado al tope gratuito.

Para haceros con el juego tenéis que entrar en la web oficial, la cual os llevará a suscribiros en el entorno de Battle.net, el servidor de juegos de Blizzard, la compañía responsable de World of Warcraft. Con esta cuenta de Battle.net tendréis acceso también a los demás juegos de la empresa, como Hearthstone, un juego de cartas que está triunfando entre personas de todo tipo.

Después del registro tendrás que descargar el programa de cliente de World of Warcraft, el cual es importante que solo descarguéis e instaléis siguiendo los enlaces oficiales. Una vez hecho esto, en el escritorio de vuestro ordenador se creará un acceso directo con el cual podréis entrar en todos los juegos que tengáis de Blizzard o descargar otros nuevos. Las cuentas gratuitas hasta nivel 20 tienen limitaciones, pero os permitirán experimentar la propuesta que hace el juego de una manera fiel.

Cuando ya tengáis el juego instalado y cargado deberéis crearos vuestro personaje, el cual puede ser hombre o mujer de distintas razas. Hay varias razas que afectan al estilo del personaje y también a la zona en la cual comienza su aventura. Otra elección importante es la clase del mismo, siendo importante que seleccionemos la que creamos que nos puede gustar más. Por ejemplo, el guerrero lucha cuerpo a cuerpo y el mago a distancia, algo similar al cazador, pero utilizando este el apoyo de una bestia para que coopere con él en la batalla. Por otro lado, también es necesario elegir si queremos formar parte del bando de la Horda o de la Alianza, el mal y el bien respectivamente, aunque cada uno con sus propios motivos para luchar. A partir de ahí podréis empezar a jugar siguiendo las indicaciones que se van mostrando en castellano.

Cuando lleguéis a nivel 20 podréis seguir entrando al juego, pero no tendréis opción de subir más de nivel y tampoco se desbloquearán nuevos contenidos, por lo que tendréis un tope que solo se eliminará haciendo el pago de una suscripción.

Vía: World of Warcraft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...