¿Cómo hago el cambio de hora?

El domingo tendremos que cambiar de hora y habremos ganado una hora extra en la madrugada, ¿pero sabes por qué se hace?

Reloj de aguja

El cambio de hora es un proceso que se repite a lo largo del año y que resulta inevitable para personas de multitud de zonas del mundo. En la actualidad el proceso se ha simplificado mucho gracias a que disponemos de numerosos dispositivos tecnológicos en casa que están conectados a Internet. Esto provoca que los cambios de hora se realicen de forma automática y que no tengamos que preocuparnos de ello. O podemos simplemente consultar el cambio realizado en el ordenador y luego ajustar todos los relojes manuales en base a la hora que nos de el equipo.

De todas formas os decimos cómo tenéis que hacer el cambio para que no tengáis que liaros. El domingo, cuando sean las 03:00 horas de la madrugada, tendréis que retroceder el reloj hasta las 02:00 horas. De esta manera habréis ganado una hora. Esto se hace para dar la bienvenida al horario de invierno.

¿Pero quién inventó el cambio de hora? Aprovechamos el espacio que nos queda para contaros algunas cosas que posiblemente no sepáis de este proceso, el cual no se creó en España, ni mucho menos. Las primeras ideas sobre el ajuste de hora las tuvo Benjamin Franklin, que pensaba en el ahorro de aceite de la época al tener a los trabajadores despiertos con anterioridad.

Alemania fue el primer país en instaurar este sistema. Lo hizo en la época de la primera Guerra Mundial con la intención de que hubiera menos horas de luz generada de manera artificial. Más adelante, después de la prueba que habían hecho los alemanes, los norteamericanos vieron en esto una oportunidad de combatir la crisis que se había disparado en el terreno del petróleo. Esto llevó a que Estados Unidos pasara a tener, por primera vez, dos horarios, el correspondiente al verano y el del invierno. Llegada la época de los 70 muchos más países adoptaron la medida.

¿Por qué se hace? El objetivo es ajustar los periodos de luz al horario en el cual los trabajadores se encuentran en sus puestos laborables, con la intención de ahorrar energía. Esto es indudable, aunque existen excepciones que apoyan la teoría de que el mundo estaría mejor sin cambios de hora. En algunos países no se impone esta filosofía, como Japón, y en otros se está intentando implementar la idea de volver a tiempos pasados debido a las personas que son partidarias de mantenerse siempre con el mismo horario, sin importar la época.

Foto:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...