¿Cómo combatir una infección zombi?

Si algún día se produce una infección zombi no hay duda de que necesitarás conocer algunos consejos, algo para lo cual el Pentágono ya está preparado.

Mujer zombi

No suena como algo probable, pero el Pentágono ha redactado un documento y una serie de normas, publicadas con el nombre código de CONOP 8888, que explican cómo debe actuar el ejército en el caso de haberse producido una infección zombi. Y está claro que si el propio gobierno norteamericano se lo plantea, sería bueno que estuviéramos al tanto de cuáles son las ideas que ellos tienen la intención de aplicar para sobrevivir.

Cabe destacar que el gobierno estadounidense plantea la aparición de un brote zombi por distintos orígenes, englobándolos todos dentro del mismo plan de actuación. La infección zombi se puede haber producido por un virus de rápido contagio, por un experimento que ha salido mal y se ha descontrolado o por algún tipo de cuestión relacionada con el espacio exterior. Son distintas causas para una misma situación que se plantea cada vez por algo más posible según los pensamientos de los norteamericanos.

En el largo documento publicado por el gobierno se habla sobre la importancia de preservar la vida de los humanos que todavía no se hayan convertido en zombis por todos los medios posibles. También se da instrucciones para combatir a distintos tipos de zombi, y acerca de los planes a seguir para intentar reconstituir la sociedad después del incidente.

¿Pero qué hacer ante una infección zombi por nuestra propia parte? Lo primero es garantizar un lugar que nos sirva de residencia fija y segura. Es importante que no esté a pie de calle y que tenga la mayor altura posible, por la complicación que supone para la llegada de los zombis. También es recomendable asegurar el lugar, dado que seguramente habrá otros supervivientes intentando encontrar una zona de residencia. Cuando tengamos garantizada la residencia habrá que buscar suministros e intentar hacer acopio de ellos. También es recomendable conseguir algún tipo de arma, no una de gran potencia, sino la que más encaje con los conocimientos de defensa del superviviente. No se puede intentar sacar partido a un rifle de francotirador si no se tienen conocimientos para usarlo. En cualquier caso, siempre es bueno tener recursos de defensa de distinta índole.

Para seguir sobreviviendo hay que tener distintos planes de contingencia, para momentos en los que se pueda sufrir un asedio o para situaciones en las que haya que actuar con velocidad debido a otros posibles factores adversos. Siempre es bueno tener un plan B y disponer de información, como mapas de la zona, para poder actuar con rapidez en caso de ser necesario. Y ante todo, estate preparado para cualquier cosa, porque si se ha producido una infección zombi, seguro que no hay nada que no pueda ocurrir.

Foto: daveiam

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...