¿Cómo arreglar un móvil que se ha mojado?

Si el teléfono móvil se moja todavía hay oportunidad de salvarlo, pero para ello tendremos que actuar con rapidez y mucho cuidado.

Arreglar teléfonos móviles

Algunos teléfonos son capaces de soportar el contacto con el agua, como los Xperia de la empresa Sony. La mayoría, eso sí, no aguantan de ningún modo el sufrir un impacto directo de este elemento. Por lo tanto, es conveniente que tengamos ciertos conocimientos acerca de qué hacer si nuestro teléfono se moja. Si tenemos suerte es posible que salvemos el dispositivo, aunque no os aseguramos nada.

Cuando veáis que el móvil se ha mojado lo primero que tenéis que hacer es cogerlo rápidamente y apagarlo. Esto es fundamental. Apaguemos el móvil lo primero de todo. Esto es un problema, porque de forma instintiva lo primero que pensamos hacer cuando el teléfono se moja es secarlo. Es lo que haríamos siempre con cualquier objeto que se mojara y que no quisiéramos que esto ocurriera. Pero con el móvil es bueno que no hagamos esto. La explicación de ello se encuentra en que lo principal de forma instantánea es que desactivemos la corriente de energía que produce el móvil al estar encendido y que podría producir un cortocircuito. Si se produce el cortocircuito podemos olvidarnos del teléfono de forma inevitable.

Ahora sí tenéis que secar el móvil. Para hacerlo tenéis que utilizar algún tipo de pañuelo que esté seco y que no deje ningún tipo de pelusa. En el proceso de secado, lo primero que debéis secar son los conductos que llevan al interior del móvil, como el espacio de los puertos.

Cuando hayáis dejado el exterior seco, abrir el móvil y sacar los componentes que podáis. Esto depende del teléfono, porque unos permiten más división. Por ejemplo, en algunos casos la batería no se puede quitar. En ese caso limitaros a lo que podáis quitar, como la tarjeta SIM, algo que siempre tenéis que retirar porque siempre está presente de una u otra manera.

El siguiente paso es el más importante en realidad. Tenéis que tener unas bolsitas de cierre con zip y meter dentro tanto el móvil como cualquier otro componente que hayáis retirado. Para que se produzca el efecto de secado que estamos deseando que ocurra, dentro de la bolsa también tenemos que poner gel de sílice, sirviendo alguno de los paquetes que suelen estar en el interior de dispositivos y productos que podemos comprar en tiendas. Una vez metido todo en la bolsa, esperamos un plazo de 72 horas, tiempo en el cual el gel de sílice se ocupa de absorber el agua o restos que puedan haber quedado en el terminal. Después sacamos el móvil de la bolsa, lo montamos y lo encendemos. Si hay suerte, funcionará.

Foto: Sony Smartphones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...