¿Cómo arreglar el iPad para que funcione con mayor velocidad?

Si el iPad os ha comenzado a funcionar a un menor rendimiento del habitual os recomendamos poner en práctica estas ideas.

Tablet iPad Air

Un día nos encontramos con que nuestro iPad, esa herramienta en la que hemos confiado durante años, comienza a funcionar con una velocidad inferior a la cual era frecuente. Nos planteamos que simplemente haya quedado desfasado en la carrera tecnológica que nos afecta a todos, pero es algo que ha ocurrido tan de repente que no parece encajar en una explicación lógica. Así que nos planteamos, ¿cómo podemos lograr que el iPad recupere su velocidad y que vuelva a funcionar como dios manda? Nosotros os vamos a dar algunas ideas con las que esperemos que la cosa se solucione o que al menos mejore un poco.

Apaga el iPad y reinicia

Esta es la solución más rápida a cualquier problema que lleguemos a tener con un dispositivo de Apple. A veces las soluciones más complicadas no tienen porqué ser mejores, ni mucho menos. Lo que hacemos al reiniciar es darle un breve descanso al terminal y dejar que ponga en orden la casa para seguir funcionando. Es como si recogemos la casa después de una fiesta. Tras la fiesta puede parecer que la casa necesite reforma, pero en realidad limpiando y recogiendo es más que suficiente para que vuelva a estar perfecta.

Actualiza iOS

¿Cuánto tiempo llevas haciendo esperar a la última actualización de iOS para instalarse? Como tengas varias actualizaciones en cola entenderemos bien que el terminal no te funcione como esperas. Lo mejor que puedes hacer es conectar el tablet a la electricidad para que tenga batería y luego empezar con el proceso de actualización. No te preocupes, las actualizaciones siempre son para mejor (salvo alguna rarísima excepción que no merece la pena recordar).

Desconecta las notificaciones

¿De verdad necesitas todas esas notificaciones? Seguro que la mayoría corresponden a aplicaciones que has olvidado y abandonado hace tiempo, así que no las necesitas para nada. Normalmente somos demasiado generosos en lo que se refiere a aceptar las notificaciones de las aplicaciones y eso deriva en que nos encontremos con que no paramos de recibir avisos que por regla general no es necesario que recibamos. Esos avisos harán que en gran volumen nuestro dispositivo sufra las consecuencias de recibirlos.

Elimina aplicaciones que ya no utilices

Quizá en vez de desconectar notificaciones lo que antes debamos hacer sea una limpieza del dispositivo en cuanto a volumen de aplicaciones instaladas. Tenemos la mala costumbre de dejar instaladas muchas aplicaciones que ya no utilizamos para nada y que están ahí ocupando espacio sin más. A veces no las borramos porque tiempo atrás las usamos o porque nos lo pasamos bien con ellas en su momento. Pero en realidad ya no es necesario que estén tan cerca de nosotros. Duele, porque a nadie le gusta desprenderse de algo que ha usado en el pasado, pero si no lo hacemos llenaremos el dispositivo y nos convertiremos en un Diógenes del móvil.

Apple iPad

Desconecta las actualizaciones en segundo plano

Si permitimos que las apps se actualicen en segundo plano de forma totalmente autónoma estaremos dándoles un volumen de recursos que posiblemente necesitemos para asegurar que el rendimiento con el terminal es de primer nivel o al menos que cumple con las necesidades que tenemos. No permitamos el segundo plano salvo que vayamos muy sobrados, porque por otro lado tampoco es algo tan necesario.

Desconecta los sistemas de localización

A la pregunta de ¿Quieres dar permiso a esta app para que utilice los servicios de localización para saber dónde estás y ofrecerte una experiencia más personalizada? nos podemos acostumbrar a decir que no, si queremos que el dispositivo recupere un poco de su antigua gloria. Esta función es muy útil, sobre todo con Google Maps o similares herramientas cuya experiencia depende de dónde nos encontremos, pero lo que significará en la mayoría de los casos es que estaremos consumiendo recursos del terminal sin que lo que nos esté proporcionando sea tan necesario como hubiéramos podido imaginar.

Prepárate para hacer un reinicio de fábrica

Y si todo lo demás ha fallado… es la hora de afrontar que lo que necesita tu dispositivo es un reinicio de fábrica a lo grande. Eso va a implicar que antes de hacerlo tenemos que hacer una copia de seguridad de la memoria del terminal, porque en cuanto hagamos el reinicio de fábrica todo desaparecerá de una manera irremediable. Nos tenemos que mentalizar bien de esto, porque en cuanto pongamos el iPad en estado de fábrica ya no habrá vuelta atrás y será como si lo hubiéramos comprado de nuevo.

Tampoco pensemos que con esta última opción está todo arreglado y que volverá a funcionar igual de bien, porque eso sería un milagro. El móvil ya ha tenido un recorrido y su potencia no es la de antes, así que tampoco va a ser sorprendente lo que ocurra, pero sí que debería funcionar mejor y recuperar parte de su velocidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...