¿Cómo almacenar bien tus cómics?

Almacenar cómics es un arte que debe ser cuidado con los mejores materiales para que estos no se echen a perder con el paso del tiempo.

Cómics en bolsas

Si has comenzado a comprar cómics hace poco tiempo seguro que no tienes problemas para guardarlos. Los tendrás en una estantería, en un armario o en algún cajón. Pero cuando empieces a tener muchos notarás que sufres problemas, especialmente si te quieres asegurar de conservarlos en buen estado. ¿Entonces qué puedo hacer?

Por suerte, muchas de las librerías especializadas en cómics ya están preparadas para este tipo de situaciones y tienen productos de conservación que resultan ideales para este tipo de casos. No recomendamos intentar buscaros la vida por vuestra cuenta, dado que hay mucho más misterio que el que pueda parecer en lo relacionado con la conservación de los cómics.

Hay tres elementos que podemos utilizar para su correcta conservación. El primero es la bolsa. Una bolsa a modo de fonda que protege el cómic dejando muy poco espacio en su interior, para que no se acumule el aire y que este no afecte a las páginas con el paso del tiempo. No puede ser cualquier bolsa, sino que se trata de una serie de bolsas específicas fabricadas con un material que no resulta corrosivo con el paso de los años. Seguro que quieres que tus cómics aguanten durante años, así que tendrás que usar buenos materiales.

El segundo elemento es el cartón, una lámina de cartón del mismo tamaño que el cómic que se coloca detrás de este en la bolsita. Esto permite que el cómic se mantenga estable y que no se doble por ninguno de los métodos posibles. Es fundamental si no queremos llevarnos sorpresas desagradables en el futuro. El propio cartón también está fabricado con un tipo específico, así que no pienses en recortar cajas y ponerlas a modo de invento casero.

Por último, cuando ya tengas tu cómic embolsado y rígido con su cartón, lo que tendrás que hacer será almacenarlo en una caja de cómics. Es importante que no usemos una caja cualquiera que pueda tener una medida similar, porque las cajas tienen una serie de materiales que con el paso de los años pueden resultar corrosivos y acabar con el buen estado de los cómics por mucho que les hayamos puesto la bolsa protectora. Las cajas tienen que ser las oficiales que se comercializan en tiendas de cómics y que en muchos casos proceden del mercado norteamericano.

De esta forma tus cómics aguantarán y aguantarán sin ningún tipo de problema, por lo que podrás leerlos tantas veces como quieras.

Foto: JamesDeMers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...