¿Cómo acabar con el terrible olor a tabaco de la ropa?

Si el olor a tabaco de la ropa es algo que te molesta mucho, te recomendamos poner en práctica los consejos que traemos.

humo del tabaco

La sustancia del tabaco siempre suele dejar un olor bastante desagradable en la ropa y en muchas ocasiones solo existe una solución para acabar con este mal aroma: lavar todas las prendas. Aunque no seamos fumador, ese olor a nicotina se queda impregnado en todos lados a pesar de que en la mayoría de lugares públicos ya está prohibido fumar. Sin embargo, nosotros conocemos algunos trucos que son muy eficaces para acabar con el olor a tabaco. Son trucos caseros con los que tu ropa volverá a tener ese aroma que tanto te gusta y sin necesidad de tener que meterla en la lavadora. ¿Quieres saber cuáles son?

El bicarbonato puede con todo

El bicarbonato es una sustancia que prácticamente podríamos decir que es hereditaria, puesto que pasa de abuelos a nietos como un elemento indispensable que te ofrece soluciones al instante. Como no podía ser de otra manera, el bicarbonato también funciona con el olor a tabaco, siendo un remedio estupendo para acabar con ese mal aroma. Lo que tenemos que hacer para que sea efectivo es echar bicarbonato de sodio en un recipiente y colocarlo justo al lado de la prenda que tiene ese olor a tabaco que tanto nos molesta. Nunca debemos echarlo directamente en la ropa, puesto que podría estropearla.

Un combinado de vinagre para tu bañera

Aunque el vinagre suele utilizarse para aderezar algunos platos y alimentos, también puede ser un líquido genial para tus remedios caseros. En este cas, se puede utilizar para quitar el olor a tabaco si echamos una cierta cantidad de vinagre en una bañera llena de agua caliente. Lo ideal es que la bañera tenga alrededor de 3 o 4 centímetros de agua y posteriormente vertamos cuatro tazas de vinagre en ella. Para que la mezcla sea eficaz el vinagre es recomendable que sea blanco. Tras realizar estas acciones, colgaremos la ropa en el mango de la ducha ayudándonos de una percha por ejemplo, y cerraremos el baño. Allí se creará un vapor que eliminará por completo el olor a tabaco en la ropa.

Un pulverizador con vodka

El vodka, esa bebida alcohólica rusa con tantos grados, va a ser un buen compañero para acabar con el olor de tabaco en nuestra ropa. Para conseguir el efecto deseado debemos realizar una mezcla entre agua y vodka. Lo ideal es que tomemos un pulverizador, en el que las tres cuartas partes sean de agua y el cuarto restante de vodka. Una vez que consigamos tener la mezcla asentada se rocía la prenda con este combinado y el resultado es perfecto. Así nuestra prenda no olerá a tabaco.

Airear la ropa

Lógicamente, si queremos eliminar ese olor a humo rápidamente, uno de los trucos más antiguos es colgar la ropa en el exterior, ya sea en un patio, una terraza o incluso una ventana. La idea es que el aire de fuera entre en contacto directo con la prenda que queremos airear. Lo habitual para que se vaya el olor por completo es dejar la ropa tendida durante unas horas siempre que el tiempo acompañe. Los días de sol y viento son los mejores. Sin embargo, si notas que puede llover o hace demasiada humedad, será mejor que tiendas la prenda en cuestión dentro de tu hogar en un lugar que tenga ventilación.

tabaco en la ropa

Un buen aliado, el aceite de árbol de té

Si te creías que el té solo era para las infusiones, estabas muy equivocado, porque el aceite del árbol del té nos puede servir para eliminar el olor a tabaco de nuestras prendas. Es un buen compañero porque este aceite cuenta con numerosos componentes antibacterianos, además de presentarse como una sustancia que neutraliza los olores enseguida. Para ello volveremos a utilizar un pulverizador y le echaremos una cierta cantidad de este aceite. Después los mezclaremos con agua y finalmente lo rociaremos sobre la ropa que tiene ese mal olor. Para finalizar el proceso tenderemos la prenda al aire libre por un periodo de tiempo de unos 60 minutos aproximadamente. Notarás la diferencia.

Vaqueros ¿congelados?

Aunque te parezca una idea descabellada realmente este truco funciona. Si queremos que nuestros vaqueros vuelvan a oler como antes lo que tenemos que hacer es meterlos en una bolsa y luego introducirlos en el congelador menos de una hora, siendo entre 40 y 45 minutos el tiempo ideal. Cuando los saques notarás rápidamente que el olor a tabaco se habrá esfumado. Eso sí, tendrás que dejarlos airearse antes de ponértelos.

La lavadora nunca falla

Nuestro último truco está relacionado con la lavadora, en concreto con la función de vapor que presenta este electrodoméstico. Haciendo uso de esta función cualquier prenda con olor a tabaco se quedará impoluta gracias a su efecto de secado. Como consecuencia, en apenas una hora volverás a tener esa prenda que tanto te gusta en el armario con el mejor aroma.

Foto: ernestoeslavaGregMontani

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...