¿Cómo configurar iCloud en Windows?

El sistema operativo Windows también puede sacar partido del servicio de almacenamiento en nube que proporciona iCloud.

Configuración de iCloud

Aunque el servicio de almacenamiento en nube iCloud es una creación de Apple, la compañía del iPhone no pone límites en lo relacionado con permitir que los usuarios aprovechen sus posibilidades. Esto significa que iCloud también se puede usar en el sistema operativo Windows de Microsoft, lo que aumenta el rendimiento y los beneficios de tener la oportunidad de beneficiarnos de las grandes capacidades de almacenaje que ofrece esta propuesta.

Lo primero que tenemos que hacer es llevar a cabo la descarga del programa iCloud en su versión creada para el sistema operativo Windows. Los requisitos mínimos son, por un lado, disponer del sistema operativo de Microsoft al menos en su versión 7. Una vez hemos descargado iCloud tenemos que realizar la configuración de nuestro perfil. Para ello es imprescindible que instalemos la cuenta en un terminal que tenga el sistema operativo iOS de Apple, como puede ser un iPhone o un iPad. También nos sirve si lo que tenemos es un ordenador de la gama Mac. Cuando tengamos el perfil configurado solo habrá que realizar la instalación en el equipo con Windows.

En el momento en el cual iniciemos iCloud en nuestro ordenador con Windows lo siguiente será realizar el proceso de identificación. Recordemos que los datos son los mismos que hemos usado en el iPhone (o en el terminal de Apple que tengamos). Ahora solo habrá que elegir qué servicio nos interesa en especial.

Por último, Apple recomienda que llevemos a cabo la activación del modo en el cual activamos las descargas automáticas. Como de costumbre, se crea un vínculo en tu perfil para que tus archivos estén disponibles en todas partes siempre y cuando utilices terminales dotados del sistema operativo iOS. El servicio de iCloud se ocupa de utilizar tu perfil para llevar a cabo la elaboración de carpetas que se ajustan a tu explorador para almacenar tanto documentos como fotografías. Estos archivos se comparten con los demás dispositivos y así tienes control completo sobre ellos.

Con iCloud podemos beneficiarnos de un apoyo notable en términos de capacidad de almacenamiento. El servicio comenzaba con 20GB de forma básica, pero Apple ha aumentado el rendimiento de la cuenta inicial hasta 50GB. Además de esto hay distintas versiones complementarias de los procesos de suscripción que dan la oportunidad de gozar de mayores cantidades de almacenamiento. De esta forma la nube se pone ante nosotros de manera sencilla y no solo en iOS, sino también en Windows.

Vía: Apple

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...