¿Cómo arreglar un iPad Pro bloqueado?

Los dispositivos iPad Pro se pueden bloquear cuando permanecen demasiado tiempo conectados al sistema de carga.

iPad Pro bloqueado

El iPad Pro se ha puesto a la venta hace poco tiempo, pero no ha pasado demasiado hasta que se han detectado los primeros errores. Ninguno es demasiado grave, al menos de momento, pero sí que nos podemos encontrar sorprendidos con el dispositivo bloqueado aparentemente sin motivo alguno. ¿Y qué hacemos en ese momento? ¿Cómo reaccionamos?

Lo primero a tener en cuenta es que no hay que perder la calma, como decimos, no es grave. Lo único que ha ocurrido es que el sistema de carga ha llevado al terminal a un punto de sobresaturación durante un largo periodo conectado a la electricidad y al final ha acabado bloqueándose. Nada grave, y se trata de un problema que se solucionará dentro de poco tiempo tal y como Apple ya ha afirmado mediante un comunicado.

Mientras tanto hay que considerar que el iPad Pro simplemente está bloqueado y que hay que desbloquearlo, porque veréis que no hay forma de tener interacción con él a través de la pantalla o los botones. Para ello vamos a recurrir a la habitual combinación de reset que se basa en el pulsado de dos botones del terminal durante un total de diez segundos (no hace falta que los contéis, porque lo notaréis).

Los botones que hay que pulsar son el botón de bloqueo y el de Home. Los mantenéis pulsados hasta que aparezca el logo de Apple y luego dejáis que el dispositivo se encienda de forma normal. Es recomendable que para evitar este problema tratemos de no dejar el dispositivo durante largos periodos de tiempo en el cargador. La situación habitual en que ocurre este problema es cuando dejamos el tablet cargando a lo largo de la noche. Y aunque esto es muy cómodo, es preferible que no lo hagamos. Es mejor cargarlo durante periodos de tiempo en los que podamos tener control sobre el terminal.

Si esto se alarga durante mucho tiempo deberíamos plantearnos cómo actuar en relación al dispositivo. De momento no parece ser un defecto de hardware, sino de software. Esto significa que su reparación es tan fácil como simplemente emitir una actualización del sistema operativo para el tablet. Si fuera un problema de hardware la situación se complicaría, porque implicaría que quizá tuviéramos que devolver el tablet para que Apple nos proporcionara una unidad que funcionara de manera correcta. Hoy por hoy podemos recurrir al apaño que os hemos mencionado, pero con precaución.

Vía: Apple

Foto: brett jordan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...