¿Cómo pasar de dólares a euros?

XE es una herramienta online también disponible en app para móviles que permite hacer cambio de moneda con rapidez.

Cómo pasar de dólares a euros

Por mucho que se utilice el euro como moneda principal en una gran cantidad de países del mundo y esto nos evite que tengamos que pensar a cuánto corresponde las cosas que podemos comprar si vamos de viaje, en Estados Unidos no hay más posibilidad de conocer el valor de algo que haciendo el paso de dólares a euros. Y la pregunta que nos hacemos es ¿cómo hacer el cambio de una manera correcta? ¿qué sistema podemos seguir, sobre todo de forma rápida, para hacernos a la idea de lo que vale algo que hemos visto en una tienda de Nueva York?

Hay muchas formas de hacerlo, por lo que no vamos a tener problemas. El cambio menos recomendable, pero que a grandes rasgos sirve para salir del paso, es hacerlo mentalmente. Y al hacer el cambio de forma mental lo que hacemos es recurrir a la simplificación. Es decir, que si nos encontramos una camiseta que cuesta 30 dólares podemos pensar que su precio es de 30 euros. Lo positivo es que el dólar siempre está por debajo del euro, lo que significa que el precio nunca nos sorprenderá cuando llegue la factura de la tarjeta de crédito. Lo que nos encontraremos en este caso será con que lo que hemos pagado en realidad por la camiseta han sido 27 euros, por lo que no hay de qué preocuparse.

En cualquier caso, entendemos que a muchas personas este sistema tan rudimentario no les termine de convencer, motivo por el cual os vamos a dar otra propuesta, la cual es la que utilizamos de forma más habitual: la herramienta online: XE.

Su versión web

Para utilizar la herramienta lo único que debemos hacer es entrar con el navegador de nuestro móvil en la dirección www.xe.com. De forma inmediata cargará con fluidez y nos mostrará en la parte superior el sistema por el cual podemos hacer consultas entre dos valores económicos. En la parte de la izquierda tecleamos el valor en dólares que queremos transformar, nos aseguramos de que la primera bandera está elegida como la de Estados Unidos y al lado, ya en la derecha, comprobamos que como valor predeterminado ha aparecido el euro. En el momento en el que pulsemos el botón de la flecha de color azul sobre fondo naranja que aparece al lado, ya estaremos haciendo el cambio y en unos segundos lo veremos en pantalla.

XE

El sistema de transformación de los valores que hayamos introducido se realiza a máxima velocidad para que hasta con una conexión que no sea demasiado rápida, como un Wi-Fi gratuito, podamos saber con rapidez cuánto nos va a costar algo que hemos visto y que nos ha gustado.

Si nos desplazamos un poco por la página de los resultados veremos otra información relevante, como un gráfico que nos muestra el histórico de este cambio específico que hayamos realizado. Así podremos saber si en estos momentos el cambio de dólar-euro se encuentra en una situación ventajosa para nosotros o si por el contrario no es muy buen momento para pensar en hacer muchas compras en dólares. Cada tipo de par de cambio se mueve en una serie de resultados muy distintos, por lo que conviene que hagamos comprobaciones. En el caso del dólar-euro, la situación es bastante estable dentro de unas medidas, por lo que no habrá grandes sorpresas cuando estemos haciendo las comprobaciones pertinentes.

La versión para móviles

Y dado que la empresa que proporciona el servicio de XE lleva haciéndolo desde 1993, o dicho de otro modo, no es precisamente una novata, ha desarrollado su propia aplicación para móviles que permite que hagamos el cambio de moneda de una manera más sencilla e inmediata. Esta aplicación se encuentra disponible tanto en Google Play para Android como en la App Store para los dispositivos de Apple y es de descarga gratuita. Cuando la instalemos veremos que no solo tiene una interfaz muy accesible, sino que además va al grano para que podamos utilizar la aplicación con más rapidez incluso que sacando partido a la web. Esto viene muy bien, sobre todo porque el móvil que utilicemos no tiene porqué tener una potencia significativa para que podamos usar la app.

El sistema de cambio de moneda es solo la principal opción que proporciona la aplicación, pero dentro de ella nos podemos encontrar mucho más. Por ejemplo, uno de los rasgos que más nos gustan, y que se encuentra ligado de una forma directa con el cambio, es la posibilidad de que monitoricemos un total de 10 monedas distintas. Esto significa que podemos elegir las monedas que nos interesen y seguirlas, de forma que sepamos en qué momento se encuentran en un estado más o menos ventajoso respecto al resto. Esto nos puede llevar a estar al tanto de los días o periodos del año en los que sea más recomendable hacer cambio de dinero si tenemos pensado viajar en un futuro no muy lejano. La aplicación se encargará de avisarnos de estos momentos que quizá no queramos dejar pasar.

La aplicación también permite revisar gráficos e historiales, así como configurar alertas y notificaciones que nos informen de los movimientos que se produzcan en el mercado. Si salís de España y os dirigís a un lugar fuera de la zona euro, posiblemente se convierta en los días de vacaciones en una de las aplicaciones que más utilicéis.

Cambiar dinero

Comparando con las casas de cambio

Esta app y el servicio en general que proporciona XE también lo podemos utilizar como forma de comprobar si las casas de cambio en las que vamos a cambiar nuestro dinero nos están dando una buena propuesta. No esperemos que el cambio que recibamos sea exactamente del que nos informa XE, porque lógicamente hay una serie de comisiones de por medio que no podemos evitar por ninguna medida. Además, los datos en XE se actualizan en riguroso tiempo real y en ocasiones van demasiado adelantados para que estén reflejados en las casas de cambio, que en ocasiones trabajan con modificaciones de su tarifa solo en un momento del día o incluso de la semana dependiendo del país. Por lo tanto, tomemos con precaución la información que nos proporciona XE y pensemos que siempre puede haber un margen que fluctúe por encima o por debajo de lo que nos han informado.

Así mismo, y dentro de esta línea, intentemos comprobar diversas propuestas de las casas de cambio antes de tomar una decisión específica sobre una de ellas. Por lo general hay mucha competencia y la mayor parte de países dispone de ciertos lugares donde va a ser más recomendable hacer el cambio que en otros. Si estamos pagando con tarjeta de crédito, intentemos usar aquellas en las que el volumen de comisión sea más reducido y con las que la tasa de cambio sea más ventajosa para nosotros. Por lo general los bancos tradicionales cargan unas elevadas cotas de comisión en los pagos y retiradas que hacemos en el extranjero, mientras que tarjetas virtuales y servicios de banca alternativa suelen ofrecer unas condiciones más interesantes. Aún así, como siempre, lo mejor que podemos hacer es comprobar todo lo posible antes de tomar una decisión sobre un cambio. Y asegurarnos en XE de cuál es el cambio actual siempre es un buen añadido.

Foto: nattanan23TBIT

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...