¿Cómo actualizar a Windows 10 sin morir en el intento?

Os damos algunos consejos que os ayudarán a que la instalación de Windows 10 en vuestro ordenador acabe antes.

Actualizar ordenador con Windows 10

Windows 10 ya está disponible para que te actualices a este sistema operativo. Seguro que lo sabes de sobra. ¿Pero has probado ya a realizar la instalación? Si lo has hecho es posible que aún no hayas acabado o que te estés tirando de los pelos desde un rincón. Porque no se puede decir que no nos encontremos problemas por el camino.

Lo primero que tenemos que hacer es decidir si hacemos una actualización o una instalación limpia de la plataforma. Esto último contempla utilizar un dispositivo USB con una unidad de arranque de Windows 10. Y en este caso también necesitamos tener el número de registro de Windows a mano. ¿Dónde está ese número de registro? Seguro que no lo encuentras pegado en tu ordenador, porque lo dejaron de hacer hace tiempo. Tendrás que bajar un programa para descubrir el número. Y luego que el número funcione, porque no todos se aceptan a la primera. Y que el programa también funcione, claro está.

Después toca lo de decidir si vamos a hacer copia de archivos personales o si lo borramos todo. Si estamos actualizando y no haciendo una instalación nueva, no tenemos que decidirlo ahora. Cuando hagamos la actualización aparecerá una carpeta llamada Windows Old en la cual se meterá todo lo que tuviéramos en el equipo antes.

Esta carpeta es muy, muy grande, aunque depende de lo que tuvierais en vuestro ordenador. Podéis recuperar los archivos que queráis de ella o dejarla abandonada para que en el plazo de 1 mes se borre de forma automática. Después de esto, ya con Windows 10, toca decidir qué hacer con los programas. Si sois enamorados de Mozilla Firefox o Google Chrome, seguro que no queréis ni siquiera probar Edge. Si os animáis a probarlo tendréis el problema de importar contraseñas y marcadores. No es una misión nada sencilla, sobre todo si venís de Firefox. No hay soporte para los archivos de Firefox, así que primero debéis importarlos en Chrome para luego traspasarlos. Un auténtico caos. Y tenéis que cruzar los dedos para que no haya problemas en el proceso, porque nunca se sabe.

Después llega el momento de decidir qué hacer con todos esos programas y apps que Microsoft nos mete a destajo sin que podamos borrarlos. Si instalamos una alternativa ya estamos ocupando el doble de espacio en el disco duro. Es lo mismo que ocurre en los móviles. Y con eso el proceso se sigue complicando. Si te puedes amoldar a cambiar de programas, seguro que acabas antes. Buena suerte.

Foto: Windows 10

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...