Ya no es “basura” el ADN no codificante

El hasta ahora denominado ADN “basura” posee “actividad bioquímica específica”, y no es sólo parte del desecho evolutivo.

Hasta hace muy poco tiempo, el ADN ácido desoxirribonucleico, podía dividirse entre el genoma, encargado de llevar información genética y el ADN no codificante, que suponía más bien una función estructural, hasta ahora sin relevancia.

Sin embargo, el proyecto de la Enciclopedia del ADN, denominado ENCODE por Encyclopedia of DNA Elements, luego de realizar un estudio pormenorizado del ADN humano, ha dejado en claro  que el 80 por ciento de todo el ADN posee una funcionalidad concreta ligada a funciones bioquímicas precisas.

Este descubrimiento se le debe al trabajo 442 científicos, que trabajaron en el marco del proyecto ENCODE durante 10 años. Los mismos, investigaron a partir de 24 tipos de experimentos diferentes una pequeña porción de ADN en 147 tipos de células humanas distintas.

Ya en el 2007, se empezó a pensar en esta idea,  a partir de una publicación del proyecto donde  se vieron los resultados del análisis del 1% del ADN. En aquel entonces, se puso sobre el tapete la necesidad de cuestionar la clásica definición de gen.

El mismo, suele definirse como “unidad mínima heredada”. Es decir, hasta ahora  estimado como la unidad de almacenamiento de información genética y unidad de la herencia, era el único encargado de transmitir esa información a la descendencia.

En la actualidad, gracias  al proyecto ENCODE, se sabe que el resto del ADN,no codificante, toman funciones de regulación de esta información genética. Esto supone, que estas estructuras  pueden estar por un lado relacionadas con enfermedades, pero también pueden poseer señales terapéuticas.

De esta manera, el hasta ahora denominado ADN “basura” posee  “actividad bioquímica específica”, y no es sólo parte del desecho evolutivo.

El proyecto ENCODE ha sorprendido descubriendo a unas 70.000 regiones “promotoras” que se ligan a proteínas para controlar la expresión de los genes, que no se contabilizaban como funcionales dentro del ADN.

Pues en general, se conoce el trabajo del 1% del ADN humano, que es el que contiene unos 21.000 genes que codifican unas 90.000 proteínas.

Entre los descubrimientos del proyecto, se cuenta también con la revelación de “regiones potenciadoras”. Estas 400.000 regiones son las encargadas de regular, ya sea potenciando o reduciendo la expresión de genes.

El resultado  de esta investigación fue publicado en  artículos de diferentes revistas científicas.   El artículo técnico en Nature que representa en detalle el proyecto ENCODE es The ENCODE Project Consortium, “An integrated encyclopedia of DNA elements in the human genome,” Nature 489: 57–74, 06 September 2012.

Fotografia:  alvy en Flickr (ADN de libros)  Abode of Chaos (ADN cuadro)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...