Un estudio descifra la causa científica de la calvicie

Un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania ha permitido descubrir el origen de la calvicie genética. Según él, ésta se debe a una atrofia de las células madre encargadas de producir los folículos pilosos.

Hasta ahora, el origen de la alopecia o calvicie se achacaba a causas genéticas, problemas nerviosos o a algún tipo de enfermedad del cabello o la piel. Todo ello es cierto y fácil de comprobar.

Pero ahora un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania han ido un paso más allá, al descifrar ese origen genético: la forma más frecuente de pérdida del cabello –tanto en hombres como en mujeres- es un defecto genético en las células madre que producen los folículos del pelo.

Foto de la Universidad de Pensilvania

Una vista de la Universidad de Pensilvania, responsable de la investigación

Según publican estos científicos en la revista The Journal of Clinical Investigation, esto no origina la pérdida del cabello sino que, cuando éste cae, el que producen para sustituirlo es tan pequeño que resulta invisible al ojo humano. De ahí que se vean los denominados ‘parches de clavicie’.

Para realizar su investigación, compararon los folículos pilosos de personas con cabellos normales con los de otras que padecían alopecia. Al examinarlos, comprobaron que, si bien los de ambos poseían el mismo número de células madre, en el caso de los segundos existía una carencia de otro tipo de células más maduras que se producen a partir de aquéllas y que ‘fabrican’ el pelo.

Esto origina que los folículos pilosos -aunque no desaparecen- se encogen, de suerte que los cabellos que producen resultan de tamaño microscópico y no se aprecian a simple vista.

Una vez han descubierto esto, los científicos buscan tratamientos para restaurar el funcionamiento correcto de células madre de los folículos. En palabras de George Cotsarelis, responsable de la investigación, «el hecho de que en un parche de calvicie haya un número normal de células madre nos da esperanzas de poder reactivar esas células madre para que puedan producir cabello normal».

El primer paso para ello es, continuando con su argumentación, «estudiar diversos factores que podrían ser responsables de esa inhibición de células madre» y en esto están trabajando en la actualidad.

Hasta ahora -a pesar de supuestos productos ‘milagro’ que aseguran poder lograr que el cabello vuelva a crecer- no existe ningún tipo de tratamiento que lo consiga. Los existentes tan sólo pueden parar la caída del cabello, pero no que se recupere el perdido.

Por eso este paso dado por los investigadores de Pensilvania, aunque notable, constituye un primer peldaño para conseguir que podamos evitar la alopecia. Aún está lejos el hallazgo de un tratamiento eficaz.

Fuente: Science Daily.

Foto: Universidad de Pensilvania: RockinRob en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...