Tres cosas que no debes olvidar

Me suele suceder constantemente el olvidar ciertos asuntos importantes u olvidar donde dejé algunos objetos que uso frecuentemente, así que tendría que declarar que mi memoria no es de las mejores, sin embargo, gracias a este artículo podría decir que mi memoria se encuentra un poco sobresaturada, tal vez sea bueno dejar de recordar algunas cosas que solía hacer antes, es por ello mi negativa a recordar los números de teléfono móvil, inclusive el mío.

No importa si es un nombre, una fecha o una dirección, siempre parece que hay algo nuevo para recordar.

Aunque parezca que ya no tienes lugar dentro de tus células del cerebro para memorizar aquellos nuevos datos que vienen a ti, no te desesperes, muchos recientes estudios revelan cómo funciona la memoria y las cosas que puedes hacer para mejorarla.

Las áreas del cerebro humano

Las áreas del cerebro humano

La memoria devastada

Los eventos más conmovedores tienen un impacto más duradero comparado con las experiencias carentes de brillo que usualmente no permanecen en el cerebro a largo plazo.

Y nuestra recolección de eventos que disparan las malas memorias son más propensas de ser recordadas con precisión que las memorias que son propias de los más edificantes tiempos de nuestras vidas. Esto es porque aquellos tiempos más resaltantes, el cerebro se enfoca en detalles específicos.

Tratar de olvidar un mal recuerdo es posible, pero de todas maneras requerirá muchos intentos para lograrlo. Si el procedimiento es exitoso, tu cerebro primero negará los aspectos sensoriales de la memoria, antes de remover la memoria actual.

La memoria educada

Diversas zonas cerebrales

Diversas zonas cerebrales

Los estudios muestran que mientras más sabes, es más fácil aprender acerca de temas relacionados. Pero la habilidad de recordar aquellas cosas que se han aprendido parece disminuir de una manera muy rápida. Es seguro, que mientras más sabe uno, más cosas tendrá que olvidar.

Pero no esperes que la primavera de tu educación alimente la fuente de la juventud en contra de la pérdida de la memoria. Aquellos que trabajan su memoria de una manera más constante sacrifican esta ventaja cuando tratan de recordar de manera obsesiva ciertos eventos, cifras o términos que necesitan recordar para un examen, por ejemplo.

El envejecimiento de la memoria

Cuando se produce la disminución de las funciones del hipocampo con la edad, las personas mayores sufren de la perdida de episodios de la memoria.

Esto les impide la posibilidad de recordar sus memorias de una manera más vivaz, qué es lo que fue visto, oído, o sentido durantes esos eventos previos. Y ya que usamos las mismas partes del cerebro para imaginar y para recordar, los adultos mayores no sólo se tornan olvidadizos, sino que también luchan para poder imaginar situaciones hipotéticas.

Interesantemente, los factores de riesgo para la demencia, que son la  obesidad, hipertensión y colesterol alto, son los mismos que coinciden con las enfermedades cardiovasculares. Los científicos plantean que teniendo solamente 3 de los factores de riesgo se dobla las posibilidades de tener demencia. Controlar esos factores es igual de importante para el corazón y el cerebro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...