¿Qué tipo de práctica deportiva es el Mind?

Con el Mind tenemos la oportunidad de practicar una actividad que pone en marcha la mente y el cuerpo.

deporte Mind

Resulta sorprendente, pero todavía hoy día continúan apareciendo nuevos métodos de hacer deporte que aportan variaciones y nuevas formas de ejercitarnos. El Mind es una de las últimas tendencias que se ha adentrado en los gimnasios del mundo entero y que por supuesto también ha llegado a nuestro país, donde está causando furor entre quienes están buscando una manera de aportar un toque de innovación a sus sesiones de ejercicio.

Como seguro que imagináis, la filosofía del Mind se encuentra en combinar distintos estilos y prácticas de ejercicio. En este caso la combinación que se realiza tiene en cuenta elementos del yoga, del pilates, del stretching y del taichi. Todo ello en combinación nos lleva a realizar un tipo de deporte distinto, alternativo y muy refrescante, dado que no nos limitamos a los movimientos que se atribuyen de una manera natural a estas prácticas. La intención definitiva que tiene la práctica del Mind es conseguir que el ejercicio sea equilibrado entre lo que hacemos con el cuerpo y lo que llevamos a cabo de manera paralela con la mente. Porque sabemos que ejercitar la mente y mantenerla sana puede llegar a ser tan importante y pesar tanto como el ejercicio físico que realicemos.

Cuando se practica el Mind se realizan sesiones en las que se repiten coreografías y se utilizan diferentes canciones que dependen del ejercicio que se esté haciendo en ese momento. Todo está elegido al detalle y se presta especial atención a que quienes hacen Mind lleguen a tener ese deseado equilibrio entre la mente y el cuerpo.

¿Quién puede practicar Mind? No hay unos límites que se establezcan. Todo el mundo está invitado a estrenarse en esta práctica deportiva que tiene beneficios más allá de lo físico. La intensidad es regulable dependiendo del alcance de las posibilidades de cada persona, mientras que en lo que sí se coincide es en la duración de las sesiones, que se establecen en 45 minutos. Durante este periodo se llegan a escuchar alrededor de ocho canciones en las que el ritmo cambia dependiendo de la exigencia o la filosofía del ejercicio que se esté llevando a cabo. Cada canción adopta un estilo porque se enmarca en el tipo de acciones y movimientos que se realicen, llevando a que cada momento sea una buena ocasión para hacer algo diferente.

La práctica del Mind es poco agresiva y como decíamos, resulta refrescante porque en todo momento tiene algo distinto para quienes lo practican. Pasamos de yoga a taichi y a otras disciplinas mientras escuchamos distintas canciones y nos habituamos al ritmo de la clase.

Foto: Pexels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...