¿Qué síntomas tiene el cáncer de piel?

Hacemos un repaso por los principales síntomas del cáncer de piel para que no lleguemos a sufrir esta enfermedad.

El riesgo del sol

El cáncer de piel es una de las enfermedades a la que le prestamos menos importancia y sin embargo es muy frecuente en nuestro país. De hecho, según los datos revelados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se recogen más de 5000 casos de cáncer en España. Los principales factores por los que podemos llegar a padecer esta enfermedad incluyen la exposición constante al sol, la falta de prevención ante esto o el mal estado en el que se encuentra la capa de Ozono, entre otras cosas.

Además, el cáncer de piel es una de las afecciones que podemos diagnosticar de una manera más rápida, ya que sus síntomas aparecen de forma apreciable prácticamente desde el comienzo del desarrollo de la enfermedad.

Por este motivo hoy vamos a explicarte cuáles son los síntomas más comunes del cáncer de piel, por si notamos alguno de ellos en nuestra dermis acudamos rápidamente al médico y así podamos combatir el problema cuanto antes.

En este sentido, los lunares se van a convertir en los claros referentes del cáncer de piel. A través de ellos podemos diagnosticar en la mayoría de los casos si padecemos o no esta enfermedad. Los síntomas son muy claros. Podemos estar desarrollando cáncer de piel si notamos que nuestros lunares cambian de color o si sus bordes están menos definidos que antes. De igual modo, si han modificado su tamaño también puede ser un síntoma de esta enfermedad, así como si se presentan de forma elevada con respecto a la piel.

Otro síntoma muy común de este cáncer es presentar manchas en la piel de manera acusada. Aunque en un principio solo podremos visualizar algunas, a medida que pasa el tiempo estas se irán expandiendo e incluso cambiarán de tamaño las ya existentes. Lo habitual es que tengan un color rojizo, pero también pueden ser grisáceas o de color púrpura en ocasiones. Los bultos que sobresalen por encima de la piel sobre la superficie plana de la misma y que empiezan a crecer de una forma desmesurada son otro claro síntoma de que podemos padecer esta enfermedad. No olvidemos las pequeñas erupciones que se presentan en la mayoría de los casos debajo del abdomen o en lo glúteos y que, a menudo, se confunden con una irritación de la zona, aunque la erupción permanece más tiempo en nuestro cuerpo. Todo ello hay que tenerlo en cuenta para que podamos diagnosticar la enfermedad a tiempo.

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...