¿Qué síntomas tiene el cáncer de garganta?

El cáncer de garganta se puede evitar si lo descubrimos a tiempo, así que es conveniente conocer sus principales síntomas.

Medicinas

Aunque existen en el mundo muchos tipos de cáncer, el de garganta es uno de los más comunes, ya que estamos expuestos a un gran número de sustancias que favorecen su desarrollo, como es el caso del tabaco, el aire contaminado o el consumo de alimentos en mal estado. Pero también hay que decir que el cáncer de garganta es uno de los que más se curan, aunque para cogerlo en una fase temprana hay que conocer bien cuáles son sus primeros síntomas.

La mayoría de las veces estos no suelen verse rápidamente, por este motivo vamos a explicarte algunos de ellos para que así sepas reconocer la enfermedad si se diera el caso. El dolor en la garganta es uno de los síntomas principales de este tipo de cáncer. Suele ocurrir que estas molestias se dilatan en el tiempo y cada vez más el dolor se vuelve más acusado. Aunque nos tomemos medicamentos para ello, si persiste lo adecuado es acudir al médico.

Teóricamente los bultos aparecen en la propia garganta, aunque nosotros los podremos reconocer enseguida si nos tocamos el cuello. No hace falta presionar, prácticamente con un toque leve ya nos daremos cuenta si tenemos ese bulto.

Es frecuente de este tipo de cáncer que nuestra voz se ponga más ronca o simplemente se empiece a escuchar menos. Esto ocurre porque la garganta se inflama y hay dificultad para que el aire pase por las cuerdas vocales. También es propio del cáncer de garganta que presentemos un cuadro de tos bastante severo. Algunas veces puede venir acompañada de sangre, ya que el tumor en la garganta hace que se irrite la misma provocando heridas.

Presentar un cansancio generalizado, así como un fuerte dolor de cabeza, suelen ser otros síntomas frecuentes del cáncer de garganta. Además, ambos pueden ser consecuencia de una cierta dificultad al respirar, puesto que esta afección en la garganta puede llegar a obstruir las vías respiratorias. De igual modo, también es habitual que aparezca dolor en los oídos o incluso molestias en el cuello.

Este es un síntoma que se suele presentar en las fases más avanzadas de la enfermedad. En este caso, en el momento en el cual tragamos cualquier alimento, aparecen molestias o dolores agudos en la garganta, lo que conlleva a otras consecuencias graves para nuestra salud como la pérdida rápida de peso o la malnutrición. A todo hay que prestar atención y si creemos que tenemos estos síntomas no hay que dudar en ir al médico.

Foto: frolicsomepl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...