¿Qué se recomienda para prevenir el cáncer de piel?

El cáncer de piel es el más extendido en el mundo y por eso las autoridades de la salud dan recomendaciones para prevenirlo.

recomendaciones para el cáncer

Todos pensamos que nos gustaría vivir el máximo tiempo posible y hacerlo sin sufrir enfermedades. Esto significa, entre otras cosas, mantener el cáncer a raya por todos los medios que podamos tener en cuenta. Y aunque el cáncer es una enfermedad impredecible que aparece sin previo aviso, hay algunas cosas que podemos hacer para prevenir su aparición.

El cáncer de piel es uno de los más frecuentes y el problema es que las personas no prevenimos lo suficiente para no terminar sufriéndolo. La OMS recuerda que el cáncer de piel representa el tumor más frecuente en el mundo, lo que hace todavía más extraño que no le demos la relevancia que se merece y no intentemos evitar su aparición.

De una encuesta reciente se descubre que un 22% de los españoles nunca ha revisado sus lunares, mientras que un 75,9% no ha ido nunca al dermatólogo con la intención de que le realicen un análisis de los lunares que tienen en el cuerpo. Por su lado, un 50% de las personas nunca ha llegado a echar un vistazo o analizar visualmente los lunares que tiene su pareja. La situación es fácilmente remediable y las autoridades de la salud recomiendan hacerlo de forma frecuente para evitar sorpresas.

Los expertos en el sector de la salud hablan de cómo podemos prevenir el cáncer de piel. Nos recomiendan que analicemos nuestros lunares y en general nuestra piel al menos una vez cada mes. Con que invirtamos unos minutos cada mes en revisar nuestro cuerpo podríamos evitar sufrir una enfermedad grave o al menos poder tratarla de manera inmediata con la máxima efectividad. Hay otros aspectos en los que hacen especial hincapié los especialistas, como que le pidamos a nuestra pareja o familia que mire en aquellas zonas en las que nosotros no tenemos visión directa. También recomiendan que nos fijemos en el estado de la planta de los pies, en el cuero cabelludo o en las uñas.

Más allá de esto otra recomendación que se tiene en mente es que protejamos nuestra piel de forma adecuada desde que somos pequeños. A mayor cantidad de quemaduras en nuestra infancia más posibilidades tendremos de sufrir cáncer de piel en el futuro. La piel tiene memoria y todos los daños que se le realizan acaban teniendo trascendencia futura. El bronceado de la piel es un problema que hay que mantener a raya y controlar en su justa medida para que no acabe siendo motivo de tener uno de estos cáncer. Y ante cualquier duda siempre hay que consultar, diagnosticar y prevenir.

Foto: byrev

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...