¿Qué riesgo hay si bebemos dos o más refrescos light cada día?

Los refrescos light pueden suponer un riesgo para las personas que los beban en exceso.

Beber refresco

¿Sois aficionados a los refrescos light? En ese caso tenemos una información que quizá os afecte bastante, dado que se ha realizado un estudio con unos resultados un tanto preocupantes. La investigación que han realizado las asociaciones americanas del corazón y del accidente cerebrovascular, desvela que beber dos o más refrescos artificialmente edulcorados se relaciona con un incremento de riesgo de infartos relacionados con la generación de coágulos y ataques al corazón, al menos en mujeres mayores a 50 años.

Los índices estadísticos del estudio indican que los riesgos han sido superiores en aquellas mujeres que hasta el momento del estudio no tenía ningún historial de enfermedad del corazón o diabetes. Las más afectadas también han sido las mujeres obesas y aquellas de origen afroamericana. Y lo peor de todo es que no es la primera vez que se realiza un descubrimiento como este, dado que tiempo atrás ya se vinculó el consumo de bebidas light con la posibilidad de sufrir otros problemas médicos, como diabetes de tipo 2, mayor obesidad, síndrome metabólico y demencia. Todo ello abre un amplio abanico de posibilidades médicas que pueden terminar derivando en diabetes y en distintas enfermedades del corazón.

Quienes se encuentran detrás del estudio saben que no se puede utilizar esta información como forma de paralizar la venta de estos productos, pero sí que esperan que se utilice a modo de bandera amarilla que sirva a modo de advertencia. Además, insisten en que es necesario explorar cómo afecta el endulzado artificial de estas bebidas al organismo de las personas. ¿Cómo les están afectando realmente? ¿qué hay detrás de las sustancias que se ocupan de dar dulzor a la bebida sin el uso de azúcar?

El estudio ha contado con la participación de más de 80 mil mujeres posmenopáusicas de Estados Unidos, a quienes se ha llevado un seguimiento exhaustivo a lo largo del tiempo. Aunque otros estudios han tratado la relación entre las bebidas light y la salud de una forma global, en ese caso se trataba de explorar la relación directa que tienen con el accidente cerebrovascular isquémico, que es el más habitual, así como con sus sub-tipos. De esta manera se ha tratado de perfilar y de hilar más fino para tener una información de valor auténtico que permita a las personas plantarse ante estas bebidas y saber qué es lo que pueden esperar de su consumo a largo plazo.

Beber Coca Cola

Los resultados, como decíamos antes, son preocupantes. Entre las mujeres que consumieron al menos dos refrescos al día hubo un 31% más de posibilidades de sufrir accidente cerebrovascular producido por la formación de coágulos. Así mismo, un 29% tenía más posibilidades de sufrir una enfermedad del corazón y un 16% de fallecer por cualquier otra causa, siempre haciendo una comparación con aquellas mujeres que bebieron un refresco a la semana o incluso menos.

En ocasiones no nos planteamos los riesgos que tienen algunas de las decisiones que tomamos en nuestro día a día. Es común imaginar que beber un refresco light será más beneficioso para nuestro organismo que uno normal porque no contiene azúcar. Pensamos en ese momento que estamos evitando ingerir calorías adicionales y que para regular el peso es una buena decisión. No nos damos cuenta en ese momento de que quizá no estamos tomando una decisión conveniente y que es posible que por ahorrarnos la ingesta de azúcar en ese preciso instante estemos afectando a nuestro cuerpo de una manera negativa. Son un tipo de datos que se van desvelando a medida que pasa el tiempo y que llegan directamente para intentar perfeccionar la manera en la que vive la gente y cómo se cuida.

Pero también es cierto que como dicen los responsables del estudio, todavía hay mucho trabajo que hacer e investigaciones que realizar para poder llegar a conclusiones definitivas. Sobre todo porque quedan lagunas en cuanto a si este tipo de resultados afectan a todo el mundo por igual o si solo en momentos concretos de la vida o más en mujeres que en hombres. Por ahora nadie debería realizar un cambio de hábito drástico en el consumo de refrescos, pero sí es verdad que bajo todos los contextos no es demasiado conveniente que bebamos dos o incluso más latas cada día. Ese sí es un conocimiento a través del cual se nos ha educado, porque sabemos que todo en exceso puede llegar a ser negativo.

Suponemos que después de lo indicado en este estudio se va a seguir trabajando para que las bebidas light se sometan a pruebas más sólidas y podamos llegar a saber más sobre ellas y acerca de lo que implican para quienes las consumen. Por ahora nos quedamos con los últimos resultados proporcionados por este grupo de científicos y con lo que supone para los indicados grupos de riesgo que se han verificado por su parte.

Vía: Aha Journals

Foto: fancycrave1stevepb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...