¿Qué puede ocurrir si olvidamos una botella de agua en el coche?

Una simple botella de agua vacía puede generar un incendio dentro de nuestro vehículo si la olvidamos dentro.

botella en el coche

Seguro que más de una vez te ha entrado sed en un trayecto y has comprado una botella de agua para beberla mientras conduces. Aunque esto es una práctica habitual, lo cierto es que una vez que la terminamos muchas veces la dejamos olvidada dentro del vehículo y esto puede llegar a ser un factor determinante para que se provoque un incendio rápidamente. Según ha comentado la Policía Local un despiste tan habitual como este puede salir caro.

Esto se debe a que el plástico de la botella de agua se recalienta y, a muy altas temperaturas, puede comenzar a arder fácilmente, provocando un incendio de forma inmediata. Aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) ha explicad, a través de numerosas campañas y comunicados oficiales que es fundamental estar bien hidratado mientras se conduce, es cierto que una vez que se realice la acción y, en el momento en el cual se aparque el vehículo, debemos deshacernos de la botella.

Por lo tanto, aunque el agua ayuda a combatir la somnolencia mientras se conduce, además de que es una buena aliada para mantener nuestra capacidad de reacción y atención ante el volante. Sin embargo, es contraproducente dejarse la botella de agua vacía en el interior del coche.

A través de sus cuentas oficiales de Twitter, representantes de las autoridades granadinas y canarias de la policía han comentado que la botella de agua puede llegar a tener el efecto de una lupa. Por tanto, al recalentarse demasiado hará que la tapicería del vehículo se queme rápidamente y por consiguiente se provoque un incendio en cuestión de segundos. Un incendio que puede llegar a tener graves consecuencias, no solo para el propio automóvil, sino también para otros elementos del entorno o incluso para las personas.

Para que se produzca este fenómeno la Policía de Granada ha explicado que deben darse unas condiciones específicas. Es decir, una temperatura elevada, un cierto ángulo de la luz del sol y, finalmente, un material que pueda ser inflamable. Aunque no es lo habitual que ocurra este tipo de situaciones, siempre hay que tenerlas en cuenta porque en cualquier momento puede pasarnos a nosotros. Por este motivo las autoridades animan a los conductores a hidratarse durante un trayecto por carretera, pero explican que luego sean precavidos y reciclen esas botellas, ya sea en contenedores o dejándolas en otro lugar que no sean los asientos del vehículo. Así se evitarán los incendios.

Foto: Hans

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...