¿Qué puede ocurrir si fumas durante el embarazo?

Las madres que fuman durante el proceso de embarazo pueden encontrarse con niños que presenten una peor capacidad aeróbica.

Mujer fumando

Seguro que habéis oído en más de una ocasión que “fumar durante el embarazo es malo“. Y esto es algo que no vamos a negaros. Es real y está más que confirmado. Pero hoy queremos profundizar en qué es lo que puede ocurrir si fumamos. ¿Hasta dónde pueden llegar los efectos negativos de ello? Ha sido un grupo de especialistas e investigadores de Universidad de Oulu quien se ha puesto manos a la obra para descubrir con precisión lo que podemos esperar si fumamos.

El primer dato, directo y contundente, es que las madres fumadoras que fumaron durante el periodo de gestación se encontraron con que sus hijos varones terminaron teniendo una condición física peor a la de los demás niños. El tabaco afecta de esta forma a los niños mientras al mismo tiempo también afecta al estado de salud de la propia madre, por lo que son dos las personas que salen mal paradas debido a mantener este tipo de actividad nociva.

La condición física de los niños es inferior y esto se materializa en que los bebés nacidos mientras sus madres fumaban tienen más problemas para realizar actividades aeróbicas. También hay otras consecuencias, como la aparición de obesidad, asma o neumonía.

El estudio ha tomado como base los resultados obtenidos en un grupo de más de 500 jóvenes de 19 años, una edad en la que ya se han manifestado habituales problemas físicos entre los niños cuyas madres fumaron en el proceso de embarazo. Esto ayuda a llegar a la conclusión, una vez más, de los problemas que se pueden generar como consecuencia de ello, no solo entre los varones, sino también por parte de las niñas nacidas de madres que fumaron en este periodo.

Las autoridades sanitarias recomiendan a las madres que traten de abandonar el hábito de fumar y que, si no lo consiguen, al menos traten de evitar esta práctica durante el embarazo. Como sustitutivo hay varias recomendaciones, entre ellas el uso de parches de nicotina y similares. La idea es poder eliminar el tabaco en su totalidad y que el humo no acabe pasando factura a los niños. No es nada sencillo en las madres que tienen costumbre de fumar y cuyo tabaquismo es más pronunciado, por lo que se recomienda que estas pidan todo el apoyo posible en el proceso. Al fin y al cabo, se trata de asegurar un mejor futuro a los niños que todavía no han nacido y de evitar posibles complicaciones en el embarazo.

Foto: Unsplash

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...