¿Qué motivos hay para que no podamos dormir bien?

Si queremos descansar bien deberemos evitar cometer estos errores que habitualmente sufrimos.

dormir bien consejos

El sueño es uno de nuestros valores más preciados. Descansar bien para poder enfrentarnos a un nuevo día con energía es clave en nuestras vidas. Lo habitual es que estemos deseando que lleguen esas horas nocturnas para cerrar los ojos y disfrutar de un plácido sueño, sin embargo muy a nuestro pesar no siempre ocurre así. En algunas ocasiones ese descanso que tanto deseamos no tiene los resultados esperados y nos despertamos con facilidad por las noches o incluso cuando nos levantamos lo hacemos aún más cansados que de costumbre. ¿Qué nos está ocurriendo? Puede haber muchas causas que nos provoquen este mal descanso, aunque también hay que tener en cuenta que a pesar de que la mayoría de expertos aseguran que lo ideal para los adultos es dormir 8 horas, quizá este tiempo para ti no sea suficiente.

Sabiendo que hay muchos motivos que pueden provocarnos el no dormir bien, si quieres disfrutar de un buen descanso y levantarte todas las mañanas positivo y lleno de energía fíjate bien en lo que puedes llevar a cabo para conseguirlo. Son acciones sencillas que si introduces en tu rutina diaria notarás que muy pronto estarás mucho más descansado y lleno de vitalidad.

Olvídate de las sustancias perjudiciales para el sueño

Aunque no te lo creas, en nuestro día a día solemos tomar un gran número de sustancias que pueden provocar que tengamos un mal descanso. El alcohol, la nicotina o incluso la cafeína, son buena prueba de ello. No te creas que la cafeína nos la encontramos solo en el café, dado que está en otros muchos más productos, como el té o el chocolate. Seguro que en tu vida diaria incluyes alguno de estos alimentos en tu dieta. Esto no quiere decir que dejes de tomarlos, pero sí es conveniente que no los consumas antes de dormir, ya que puede ser muy perjudicial para tu sueño. La cafeína, por ejemplo, es estimulante, por lo que hará que no puedas conciliar el sueño fácilmente o podría mantenerte despierto buena parte de la noche. Algo parecido ocurre con el alcohol. Hay quienes creen que las bebidas alcohólicas pueden ayudar a dormirse, y si bien es verdad, solo hace efecto durante un tiempo. Pasadas unas horas el alcohol hará que nos despertemos con frecuencia, lo que puede acarrearnos un estado de insomnio.

Así mismo, aquellos que son fumadores no deberían tomar cigarrillos antes de acostarte, porque la nicotina tampoco es una buena compañera para el sueño. ¿Qué es lo ideal?, dejar a un lado el tabaco y el alcohol y probar otras sustancias relajantes que nos ayuden a dormir con mayor facilidad.

Haz que tu habitación sea acogedora para dormir

La habitación en la que vayamos a acostarnos juega un papel fundamental en el transcurso de nuestro sueño. Cualquier estancia no sirve para dormir o, por lo menos, no durante las horas que necesitamos para conseguir un buen descanso. En este sentido, la habitación que elijas para acostarte debe estar perfectamente ambientada. ¿Qué queremos decir con esto?, pues que esté oscura a una buena temperatura y tranquila donde no haya ruidos que puedan molestarnos. Algunos trucos para conseguir este ambiente son poner cortinas de gran calidad para que no traspase la luz, ventilar bien la habitación, utilizar una ropa cómoda para dormir, evitar ruidos tales como el tic-tac del reloj o incluso hacer uso de una máscara de ojos para conseguir el estado de oscuridad perfecto.

dormir cama

¿Tomas medicamentos? Infórmate sobre ellos

En muchas ocasiones estamos tomando medicamentos o algún tipo de tratamiento para curar una enfermedad o afección puntual. Si te lo ha recomendado el médico ni por asomo debes dejar de tomarlo, pero sí es conveniente que conozcas cuáles pueden ser los efectos secundarios de estas pastillas. No olvides que muchos fármacos pueden alterar el sueño e incluso si los tomamos en exceso provocarnos serios problemas de salud. Además, también hay que hacen que entremos en un estado de somnolencia, que no es lo mismo que dormir, por lo que si no sabemos cuándo es el momento adecuado para tomar esas pastillas puede que nuestro sueño se vea alterado a la hora en la que nos metemos en la cama. La solución es sencilla: acude al especialista y podrás informarte de los efectos que tienen los medicamentos que tomas y en qué momento del día es mejor utilizarlos.

Del momento de la vigilia, al sueño

Hasta que nos vamos a la cama a acostarnos solemos tener un momento de vigilia en el que estamos más relajados. Podemos decir que son los momentos previos a cerrar los ojos y descansar. Muchas veces no sabemos aprovechar estos minutos o incluso horas para preparar nuestro cuerpo para dormir, siendo por ello que es fundamental que en esos momentos previos realicemos alguna actividad que sea perfecta para llevar a cabo esta transición de forma adecuada. Por ejemplo, puedes leer un buen libro, hacer ejercicios de relajación o meditación, tomarte un té de hierbas calientes o disfrutar de un buen baño tranquilamente.

No abuses de la siesta

La siesta es una práctica muy habitual en España, motivo por el que un gran porcentaje de la población se toma un descanso después de almorzar. En el caso de que tú seas un fan de la siesta, debes saber que lo ideal es que tomes siestas cortas de no más de 30 minutos, puesto que un descanso de mayor duración puede provocar trastornos en el sueño nocturno. Muchos estudios han comprobado que tomar siestas largas de más de una hora hace que las personas no duerman bien por las noches debido a que el descanso que necesitan ya lo han tenido horas antes a media tarde.

descansar

Intenta no exponerte a la luz

A la hora de dormir la luz puede ser una de nuestras principales pesadillas, ya que es bastante molesta y se aleja de ese habitáculo oscuro y tranquilo del que antes te hemos hablado. Por si no lo sabías, una habitación muy brillante puede impactar negativamente en nuestro ritmo cardíaco y hará que nuestro cerebro crea que es de día. Debido a ello, el cerebro hará que se reduzca la producción de melatonina, que es la encargada de regular el sueño y es entonces cuando nos costará bastante trabajo cerrar los ojos y descansar. La luz de color azul es de las peores y precisamente es esta tonalidad la que se encuentra en la mayoría de dispositivos electrónicos que utilizamos hoy en día. Es cierto que en la era digital en la que vivimos es complicado alejarnos de todos estos dispositivos, pero si quieres dormir mejor y que tu sueño sea reparador te recomendamos que te alejes de ellos horas antes de dormir o, por lo menos, evites exponerte a las luces que emiten.

Crea tu propio ritmo circadiano

Al ritmo circadiano se le conoce como el “reloj del cuerpo”. Es decir, este ritmo lo que hará es acostumbrar el cuerpo a llevar una rutina a la hora de dormir y de despertarse. Para conseguirlo lo ideal es que intentemos irnos a la cama a la misma hora todos los días y hacer lo propio en el momento de levantarnos. Un ritmo circadiano adecuado hará que nuestro cuerpo, el cerebro y las hormonas trabajen al unísono para que podamos disfrutar del mejor de los sueños. Una vez que hemos conseguido regularlo, el cuerpo estará preparado para irse a dormir y a la misma hora tendremos sueño todos los días en el mismo momento, pudiendo disfrutar de un mejor descanso y un despertar muy enérgico.

Foto: PexelscunconFree-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...