¿Qué mitos falsos existen sobre los tatuajes?

Los tatuajes se han instaurado en nuestra sociedad y están muy normalizados, pero aún existen multitud de mitos falsos sobre ellos.

mujer con tatuajes

¿Alguna vez has pensado en hacerte un tatuaje? Nosotros ahora mismo no tenemos ninguno, pero sí conocemos a personas que los tienen. No es algo descabellado en el siglo en el que vivimos, puesto que hoy en día ya se ha transformado en una tendencia, una moda o como prefiramos denominarlo. No obstante, a pesar de que los tatuajes están cada vez más asentados en la sociedad, aún sigue habiendo historias que los rodean que intentan degradarlos. Así surgen mitos falsos que impiden que los tatuajes lleguen a normalizarse del todo.

Aunque estamos en pleno siglo XXI sigue existiendo cierta discriminación por una parte de la sociedad hacia las personas que tienen tatuajes. Esto se debe a que estas marcas de tinta se han relacionado a lo largo de los años con personas rebeldes, peligrosas o de baja clase social. Pero ahora todo ha cambiado y los tatuajes se presentan como un dibujo en nuestro cuerpo y es raro que haya muchos jóvenes que no tengan uno (aunque sea pequeñito).

Para entenderlos mejor es positivo conocer su historia, la cual no es precisamente reciente. Los tatuajes existen desde épocas remotas y una buena demostración de ello es Otzi. El famoso hombre de hielo fue descubierto en los Alpes en 1991 y en su espalda, piernas y muñecas tenía líneas marcadas con una especie de tinta. Así mismo, en las antiguas tumbas de Japón también aparecieron jarros de cerámica que representaban a muertos con marcas en el cuerpo.

Lo cierto es que los tatuajes no son un invento de ahora y además no en todas las culturas tienen el mismo significado. Para algunos es simplemente un adorno estético, otros lo relacionan con la religión e incluso se les ha dotado de connotaciones mágicas o curativas. Sea lo que sea, es evidente que estas marcas de tinta siempre han dado de que hablar para bien o para mal. A continuación y después de toda esta chapa que os hemos dado, hablaremos de los mitos falsos que conviene derribar cuanto antes.

Los tatuados no pueden donar

No será la primera vez que escuchas que una persona tatuada no puede donar sangre. La verdad es que esto tiene su explicación, ya que al fin y al cabo hacerse un tatuaje es una herida en la piel, puesto que la tinta se introduce en lo más profundo de la dermis. Como cualquier daño de este tipo, tenemos que esperar a que se cicatrice, pero no quiere decir que no podamos donar sangre nunca más. Lo recomendable es esperar un tiempo hasta que se cure por completo la herida, aunque el periodo establecido depende de cada país. Por ejemplo en España es de seis meses, mientras que en México es de un año.

Al contrario de lo que se piensa, los tatuajes no suelen dar problemas de salud, aunque sí se recomienda que las embarazadas no se sometan a este proceso, ya que el cuerpo no tiene las mismas defensas para cicatrizar el daño. Lo mismo pasa con las personas que están enfermas o incluso con las mujeres que tienen la menstruación en ese momento. Hablando de mujeres, los expertos aconsejan que no se tatúen la zona lumbar, puesto que sí puede traer complicaciones a la hora de ponerse la epidural. En cualquier caso, a pesar de estas excepciones, puedes tatuarte dónde, cuándo y cómo quieras, siempre atendiendo a las medidas higiénicas y sanitarias adecuadas.

diseño del tatuaje

El peligro de las tintas

Cierto es que a la hora de hacernos un tatuaje debemos acudir a un lugar que tome las precauciones necesarias para que no suframos ningún daño. Antiguamente las tintas eran de baja calidad, sobre todo en la década de los 60 y esto traía algunas complicaciones en la piel. El color del tatuaje se iba degradando poco a poco debido a la mala tinta que se usaba, pero hoy día todo eso ha cambiado. Que no te engañen diciéndote que tu tatuaje se va a borrar. Lo normal es que se quede intacto y perdure en el tiempo más allá de los pequeños repasos que quieras hacerte para que luzca siempre como nuevo. Pero es raro ver un tatuaje con tono azul claro o verdoso por el paso del tiempo.

Hablando de las tintas, es sabido que existen de varios colores ¿algunas duelen más que otras? Esto es otra mentira. Normalmente se dice que aquellas que no son negras suelen molestar mucho más, pero la realidad es bien distinta, ya que los tatuadores aseguran que el color de la tinta no tiene nada que ver con el dolor que puede sentir una persona. Esto dependerá de la zona en la que nos hagamos el tatuaje y de la capacidad que tengamos para aguantar las molestias.

El arrepentimiento y la discriminación

Por último tenemos que comentar que la mayoría de personas que no están de acuerdo con los tatuajes suelen decirnos que no nos los hagamos porque nos vamos a arrepentir en el futuro. Pero casi todos los estudios que se han llevado a cabo sobre este tema han revelado todo lo contrario. Más del 80% de los encuestados han afirmado que les encanta su tatuaje y que no se lo cambiarían nunca. Aquellos que sí dijeron arrepentirse aseguran que la razón principal es porque el diseño había pasado de moda.

Foto: Unsplashfxxu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...