¿Qué lugares de los aeropuertos y aviones tienen más gérmenes?

Si viajamos en avión de forma frecuente nos interesará saber qué elementos de los aeropuertos y aviones tienen más bacterias.

aeropuertos y aviones

Cada vez con más frecuencia son muchas las personas que se desplazan de un lado a otro gracias a los aviones. De hecho, son millones los pasajeros que se pasean por aeropuertos del mundo entero en busca del avión indicado para llegar a su destino. Es cierto que en la mayoría de los aeropuertos del mundo y también en el interior de los aviones se suelen aplicar medidas sanitarias en relación a los gérmenes y las bacterias, pero no siempre ocurre así. La limpieza debería ser siempre lo primero teniendo en cuenta que una gran cantidad de personas procedentes de numerosos lugares del mundo visitan a diario estos lugares. Hasta aquí todo puede parecer normal, sin embargo existen ciertos lugares en los que deberíamos tomar mayores medidas preventivas, puesto que se ha detectado que puede haber un mayor número de gérmenes.

Aunque lo habitual es que estos virus no suelan ser peligrosos, es importante que se conozcan lo puntos de gérmenes más señalados en los aeropuertos y los vuelos. En concreto son cuatro y a continuación te los explicamos con más detalle.

Los botones en las fuentes de abastecimiento de agua

Según la web Travel Math, uno de los puntos donde se concentra una mayor cantidad de gérmenes es en los botones de las fuentes de agua que nos encontramos habitualmente en los aeropuertos. El informe realizado por la compañía situaba estos elementos como uno de los puntos con más gérmenes. De hecho, los resultados obtenidos se situaban en torno a las 1.200 unidades formadoras de colonias por cada dos centímetros cuadrados. Una cantidad mucho mayor si las comparamos con otras zonas que son muy transitadas, como por ejemplo los pomos de las puertas de los baños que apenas presentan unas 70 unidades dentro del mismo espacio. Los expertos de Travel Math indicaron que esto puede deberse a que en los baños los equipos de limpieza tienen horarios regulados frecuentes, mientras que otras zonas se limpian mucho menos.

La mesa de la bandeja de la parte posterior de los asientos

Travel Math contrató a un microbiólogo en el año 2015 para que recogiera muestras de estas bandejas en cinco aeropuertos y cuatro vuelos distintos. Un total de 26 muestras fueron las que se sacaron para este estudio y después de realizar el análisis los resultados fueron que la mesa de la bandeja que se sitúa en la parte posterior de los asientos es el elemento donde existe una mayor concentración de bacterias. Más de 2.100 unidades formadoras se encontraron en dicho estudio. Se trata de una cantidad que también llama la atención, al igual que ocurre en el caso anterior, si se compara con otros elementos que también son muy manipulados como es el caso del botón del inodoro. Sorprende que este botón tan solo presentara unas 265 unidades. Así mismo, las rejillas de ventilación, que también son bastante utilizadas, presentaban algo más de 280 unidades formadoras. Según se pudo saber tras este estudio, las principales bacterias que se asentaban en las bandejas eran del virus del resfriado.

virus en el aeropuerto

Las bandejas de los controles de seguridad

Tras varios estudios se ha llegado a la conclusión de que las bandejas de los controles de seguridad son puntos muy relevantes en cuanto a la presencia de gérmenes. Numerosos microbiólogos llevaron a cabo un exhaustivo análisis a través del cual se llegó a la conclusión de que estas bandejas contenían un alto grado de “materia fecal”, algo que podría hacer que los pasajeros enfermaran rápidamente. Teniendo en cuenta este hallazgo, muchos aeropuertos ya se han puesto manos a la obra para intentar combatir la expansión de estas bacterias. Sin ir más lejos, el pasado año el aeropuerto de Akron-Canton en Ohio, puso medidas para evitarlo y a partir de septiembre de 2017 se asoció con un hospital de la localidad para ofrecer a los pasajeros bandejas que estuvieran forradas con esteras y estuvieran dotadas con asas anaranjadas que se limpiaran de forma automática.

El asiento en el avión

Conocemos la gran cantidad de gérmenes que hay en los asientos de los aviones gracias a una investigación que llevó a cabo en el año 2014 la Universidad de Auburn. Estos expertos demostraron que en un vuelo las bacterias pueden quedarse asentadas en los asientos durante días. Estos gérmenes pueden encontrarse en elementos tan comunes como los bolsillos de los asientos, las bandejas de plástico o incluso las cortinas de las ventanas. Lo habitual es que las bacterias que aparecen en los asientos de los pasajeros sean la MRSA o incluso la E.coli. Teniendo en cuenta todo esto, los especialistas han asegurado que una de las razones por la que las bacterias pueden aguantar tanto tiempo en un vuelo es porque hay veces que no hay demasiado tiempo para limpiar las zonas comunes y esto produce que se desarrollen más unidades.

Vía: The Huffington Post

Foto: olivier89jstarj

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...