¿Qué hacen los noctámbulos cuando los demás están durmiendo?

Repasamos algunos de los hábitos que tienen noctámbulos que invierten el tiempo de dormir en hacer todo tipo de cosas.

Intentando dormir

Por norma general, cuando se acercan las horas nocturnas, ya sean las 21:00, 22:00 u 23:00 de la noche, es habitual que las personas nos vayamos a dormir para descansar y recargar pilas. Así podremos afrontar el día siguiente con más energía y positividad. La mayoría de nosotros tenemos una rutina preconcebida. Llegar a casa, ducharse, cenar algo, relajarse un poco, lavarse los dientes, ponerse el pijama y… ¡a la cama! Seguro que es un proceso que sueles hacer de forma diaria. Pero también hay que tener en cuenta que a muchas personas les cuesta más conciliar el sueño, principalmente a esas horas de la noche. Son los llamados noctámbulos y, a diferencia del resto de “mortales”, su rutina no se parece tanto a la que acabamos de comentarte. Es probable que algunos hábitos sean similares, como ponerse el pijama, cenar o lavarse los dientes pero… ¿qué hacen en esas horas en las que el resto del mundo está durmiendo?

Tras interesarnos por este tema, hemos encontrado un fantástico reportaje en Self en el que nos cuentan algunos hábitos de vida de diferentes personas que se autodenominan búhos de la noche. Son personas como tú y como yo, sin embargo no duermen tanto como nosotros o por lo menos, no a las mismas horas que la mayoría de la población. ¿Qué harán durante ese tiempo? Nos han sorprendido mucho las historias que nos cuentan, así que hemos seleccionado algunas para que veáis cómo se comportan estos noctámbulos. Quién sabe, si tú también lo eres quizá alguno de estos hábitos te pueda servir para entretenerte en esas horas nocturnas.

Una relaciones públicas que apenas duerme 5 horas

La primera historia de la que vamos a hablar es la de Mindi Sue Black, una mujer de 48 años de edad que es vicepresidenta de relaciones públicas en una empresa. A pesar de ostentar un cargo importante en su empresa y tener bastante responsabilidad, Mindi no es capaz de dormir más de 5 horas al día. Como muy pronto suele acostarse a las 2 de la madrugada y lo más tarde que se levanta son las 08:00, el día que más duerme. Una vez llega a casa tras el trabajo sobre las 19:30 la rutina de Mindi parece normal. Saca a su perro a pasear, habla con algunos de sus familiares y se va a hacer deporte, principalmente yoga o fútbol. Sobre las 22:00 ya ha terminado de cenar y es aquí cuando comienza esa rutina algo especial. Mindi revisa su correo electrónico y enciende la tele para tenerla de fondo mientras elabora una lista de todo lo que tiene que hacer al día siguiente. Luego se informa de las noticias que han ocurrido durante el día y se prepara un buen cóctel para relajarse. A las 00:00 ya está en la cama, una hora que puede parecer normal si no fuera porque hasta las 03:00 no suele dormirse. En ese tiempo ve la tele, escribe algo o se pone a leer. Es más, antes de dormir, vuelve a revisar el email y a sacar al perro de nuevo. Para ella la semana hay que aprovecharla y es en los fines de semana cuando dedica la mayor parte de su tiempo a dormir y descansar.

Un pequeño propietario al que le gusta ser… ¡un zombi!

Christel Chaunsumlit regenta un pequeño negocio. A sus 46 años sigue manteniendo el hábito de dormir poco, a pesar de que tiene que levantarse muy temprano. A las 07:30 de la mañana suena el despertador, lo que hace que Christel duerma algo más de 5 horas diarias, puesto que su toque de queda suele ser sobre las 03:00 de la madrugada. Tras terminar su jornada laboral sobre las 20:30, le gusta dar un paseo de unos 15 minutos y seguidamente hablar con su madre un rato por teléfono. Cuando lo ha hecho se prepara una lista con el trabajo que tendrá al día siguiente y no termina esta tarea hasta que no hace una llamada de negocios, aunque sea rápida. Luego suele relajarse realizando algún proyecto creativo y después revisa todas sus redes sociales. Tras este descanso sigue con los proyectos que había dejado y no es hasta las 00:30 cuando se pone a cenar. Después de la cena, que suele durar unos 15 minutos, sigue preparando cosas del trabajo y finalmente se obliga a dormir a eso de las 03:00. La de Christel es una rutina flexible, aunque bastante agotadora.

libro y cama

Una joven dedicada a las redes sociales

Para Joanna Lin, de 29 años, su trabajo es su pasión, ya que es consultora de redes sociales, motivo por el cual se pasa bastante tiempo observando y analizando estas plataformas. Tanto es así que incluso dedica algunas horas de sueño a ello. Lin se acuesta sobre las 02:00 o las 03:00 de la madrugada y en tan solo 5 o 6 horas su alarma empieza a sonar. Suele llegar bastante tarde del trabajo, a eso de las 22:00, lo que provoca que su rutina se dilate en el tiempo. A pesar de necesitar un descanso, Joanna no se acuesta hasta mucho más tarde porque antes se da una relajante ducha y trabaja de nuevo en las redes sociales al menos durante una hora. Cuando dan las 00:00 dedica 30 minutos a practicar francés, idioma que está aprendiendo con gran entusiasmo y desde que termina esta clase hasta las 02:30 aproximadamente suele editar fotografías, vídeos o escribir un poco en su blog.

Una ama de casa con muchísimas tareas

Es bien sabido que las amas de casa suelen tener mucho trabajo durante el día, sin embargo las principales actividades que se realizan por la mañana o por la tarde Christa Ellis, de 40 años, las lleva a cabo en horas nocturnas. Dependiendo del día, Christa se puede levantar entre las 08:30 y las 11:00 de la mañana, aunque esto último no es lo habitual. Lo más curioso es que no es capaz de irse a dormir si al menos no han dado las 04:00 de la madrugada. Cuando toda la familia ya está en casa, Ellis hace la cena en torno a las 21:00 de la noche y, hasta que se ponen a la mesa, aprovecha para hacer algún ejercicio rápido en su bicicleta. Luego a cenar y ducharse y tras el baño lava los platos sucios de la comida. A partir de las 22:30 dedica su tiempo a escribir una nueva publicación en su blog, acción en la que tarda algo más de una hora. Cuando la ha finalizado se pone a lavar y sobre las 00:00 vuelve a trabajar sobre su blog, esta vez para promocionarlo en Pinterest y redactando una nueva publicación. Cuando ha hecho todo esto ya es la 01:00 de la madrugada, pero el día de Ellis no acaba aquí. En ese momento edita un vídeo para su blog, lee, revisa la presencia de su blog en las redes sociales, mira el correo electrónico y se pone una hora a trabajar sobre el curso de WordPress al que se ha apuntado. Después, cerca de las 04:00 de la madrugada, dobla la ropa que ha lavado y limpia el baño, además de preparar el desayuno para la mañana siguiente. Y es entonces cuando Christa se plantea dormir un poco.

sin dormir

Un creativo nocturno

A Jordan Rosenacker le viene la creatividad siempre en horas nocturnas, aspecto por el cual es uno de esos noctámbulos que aprovecha al máximo este tiempo, principalmente para su trabajo. Este chico de 30 años es cofundador de una startup y no hay día que duerma más de 6 horas. Sobre las 08:45 suena su despertador y su día no termina hasta casi las 03:00 de la madrugada. Desde las 22:00 de la noche hasta la 01:00 aproximadamente, Jordan dedica su tiempo al trabajo creando nuevos proyectos totalmente creativos, ayudándose de técnicas como la lluvia de ideas. Es el momento del día en el que realiza una planificación exhaustiva de su proyecto, lo analiza y elabora diferentes estrategias para darle una mayor difusión o mejorarlo. Ya a partir de la 01:00 es el tiempo que dedica para él para lo que le gusta hacer, como es el caso de leer un libro, sobre todo de temática sobre religión, psicología o política y ver alguna de sus series favoritas, como The West Wing.

Diseño y fotografía en la noche

Anna McNaught es fotógrafa y diseñadora gráfica. Tiene 27 años y siempre había soñado con tener esta profesión. A pesar de ser un trabajo laborioso en el que hay que prestar mucha atención y echar muchas horas, Anna no es de esas personas que necesiten dormir mucho, de hecho lo habitual es que descanse alrededor de 6 horas diarias. Sobre las 08:30 se pone en pie y no es hasta las 02:30 de la madrugada cuando vuelve a la cama. Termina el trabajo a las 18:00 de la tarde y dedica algo más de una hora para cenar con su prometido. Cuando acaba vuelve a centrarse en el trabajo. Anna es capaz de invertir 2 horas analizando las redes sociales y buscando información para sus fotografías. Después es el momento de cepillarse los dientes y comenzar su rutina de cuidado de la piel. A las 22:00 de la noche Anna revisa su correo electrónico y es entonces cuando empieza a editar todas sus fotografías. Cuando termina a eso de las 00:00, le da las buenas noches a su chico y se centra en comenzar un nuevo proyecto. A partir de las 02:00 de la madrugada siempre se nota cansada, pero suele aguantar una hora más con su trabajo hasta irse definitivamente a la cama. Para Anna la noche despierta su creatividad, por lo que se vuelve más productiva, motivo por el cual se ha convertido en una persona noctámbula.

cama no dormir

La publicidad mejor por la noche

La publicista Kayla Rose de 23 años está convencida de que es mucho más creativa por la noche, así que dedica muchas horas nocturnas a su trabajo, a generar ideas que sean originales. Normalmente no duerme más de 6 o 7 horas. Dependiendo del día se puede levantar entre las 09:00 y las 11:00 de la mañana, aunque lo que sí es habitual es que como mínimo se duerma sobre las 03:00 de la madrugada. Una vez que termina su jornada laboral a las 19:00 de la tarde se va a entrenar y, tras una hora y media de ejercicio, se pega una buena ducha relajante. Es a las 21:00 cuando se dedica a preparar la cena, una acción que realiza de forma simultánea mientras analiza sus redes sociales. Media hora después llega el momento de cenar con Netflix de fondo por supuesto. Al terminar la cena revisa todas las tareas que tiene pendientes y se pone a trabajar en ellas. Suele cortar a eso de las 23:45, momento que dedica para escribir su nueva lista de tareas para mañana y realizar una lluvia de ideas. A las 00:15 se centra en llevar a cabo aquellas tareas del día siguiente que pueden ser más laboriosas y no para hasta la 01:30 de la madrugada. En ese tiempo programa los horarios y luego se toma un descanso para volver a ver las redes sociales. No es hasta las 02:30 en adelante cuando Kayla se mete en la cama para descansar.

Como Kayla, Anna, Jordan, Christa, Mindi, Joanna o Christel existen otras muchas personas en el mundo a las que les cuesta dormir por la noche o por lo menos, no a las horas habituales. Si este es tu caso, puedes aprovechar ese tiempo para realizar todo tipo de tareas como has podido ver. Estas personas se han creado su propia rutina particular para ser más productivos y disfrutar más del tiempo que no vamos a invertir en dormir. Hay muchas discusiones acerca de si es saludable o no dormir poco, pero si tenemos ese hábito de dormir pocas horas o no conseguimos hacerlo por ninguno de los factores, es mejor que podamos encontrar una forma de aprovechar el tiempo. Por otro lado, no hay que restar valor a lo que cuentan muchos de estos noctámbulos, que defienden la teoría de que durante las horas de noche son más creativos y tienen mejores ideas. Quién sabe, quizá si lo probamos, si intentamos hacer algo creativo cuando no podemos dormir, hagamos grandes trabajos o demos forma a todo tipo de proyectos llenos de originalidad.

Vía: Self

Foto: keresi72PexelsFree-PhotosPexels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...