¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño provoca en multitud de personas que se despierten siendo conscientes, pero sin poder moverse o hablar.

Enfermedades del sueño

Hay muchas enfermedades que son muy desconocidas, pero que afectan a multitud de personas de todo el mundo. Una de ellas es la parálisis del sueño, que ha llegado a los medios debido a la presentación reciente de un documental que, con espectáculo de por medio y un tono comercial, tratará de mostrar al público los graves problemas que puede esta enfermedad (titulada The Nightmare).

La parálisis del sueño afecta a miles de personas en todo el mundo y se representa con distintas situaciones y patrones. Se dice que este tipo de enfermedad tiene acto de presencia de una manera especial en personas que están sufriendo un alto nivel de estrés. Puede ocurrir poco después de irse a dormir o antes de despertar y se caracteriza por provocar una sensación de angustia extrema en la persona que lo sufre.

Lo que ocurre en el momento de despertar es que la persona en cuestión se encuentra totalmente paralizada. No puede moverse, no puede hablar ni gesticular. Pero al mismo tiempo está despierta, con capacidad para darse cuenta de su consciencia. La situación es todavía más problemática porque hay soporte táctil y auditivo. Pero al mismo tiempo el problema se encuentra en que es posible sufrir alucinaciones, y en ocasiones no existe capacidad para abrir los ojos.

La situación más grave que puede darse en los momentos en los que se sufre parálisis del sueño es tener la sensación de que hay una sensación de presencia. Esta presencia puede ser de distintos tipos, aunque normalmente la sensación nunca es positiva. Es posible que la sensación sea de una entidad intrusa o incluso de varias. La sensación de la persona intrusa puede ir más allá y adoptar un papel amenazante, que implique que la vida de quien está teniendo la parálisis se pone en peligro o incluso de que pueda ser poseída.

Además de dificultades respiratorias se pueden dar casos en los que se tengan alucinaciones auditivas, táctiles y visuales, llevando a que se sufran situaciones muy problemáticas. Estas pasan unos minutos después, pero dejan una huella profunda en la mente de quienes sufren la parálisis, siendo difícil afrontar el día a día después.

El tratamiento recomendado implica buscar la relajación y, después de sufrir una parálisis, tratar de esperar unos minutos antes de volver a dormir. Esto evita que se repita y que se pueda conciliar el sueño de manera normal. También hay tratamiento médico en base al uso de antidepresivos, pero no es algo que se recomiende en todos los casos por lo que supone para el organismo.

Foto: Olichel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...